Economía

Abengoa convoca una junta de accionistas para votar si destituye al consejo de administración

El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo. El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo.

El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo. / M. G.

Los propietarios minoritarios de Abengoa agrupados en Abengoshares han forzado a la dirección de la compañía a convocar una junta general extraordinaria de accionistas, en la que se solicitará la información sobre el rescate que la multinacional andaluza se ha negado a dar, se votará si se destituye al consejo de administración y se revoca la remuneración que incluía un bonus por lograr la tercera reestructuración financiera en cinco años.

La compañía que aún preside Gonzalo Urquijo comunicó este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la convocatoria, que explica que ha sido solicitada por accionistas titulares del 3,31% del capital social de la compañía. Abengoashares sostiene que representa al 14,5% del accionariado, lo que parece no reconocer la dirección. En cualquier caso, el porcentaje del 3,31% es suficiente para que exista la obligación legal de convocar la junta.

La junta general extraordinaria de accionistas se celebrará por medios exclusivamente telemáticos debido a la situación sanitaria que se vive por la pandemia de Covid-19. En primera convocatoria está previsto que se celebre el 16 de noviembre de 2020, a las 12:00 horas,  y, de no alcanzarse el quórum necesario, en segunda convocatoria, que es la que previsiblemente se celebrará, el día siguiente, 17 de noviembre de 2020, a la misma hora.

El orden del día incluye exclusivamente los puntos propuestos en la solicitud efectuada por los accionistas agrupados en Abengosahres, según aclaró Abengoa, además del habitual de delegación en el consejo de administración para poder llevar a cabo la ejecución de los acuerdos adoptados.

Ese orden del día pretende ser un torpedo en la línea de flotación de la gestión llevada por la dirección que preside Urquijo para rescatar a Abengoa de su situación de desequilibrio patrimonial, cifrado en -388 millones de euros.

En primer lugar, propone que el consejo de administración informe sobre una serie de cuestiones relativas a la operación de reestructuración anunciada el pasado 6 de agosto, que además estos accionistas han impugnado judicialmente.

Así, exige que se presente y entregue a los accionistas del Informe de Valoración realizado por experto independiente (por identificar) de la sociedad Abenewco 2, S.A. que, supuestamente ha generado la causa de disolución de la sociedad Abengoa, S.A.; la valoración actual de la filial Abenewco 1, SAU y los criterios empleados en la misma; la entrega a los accionistas del detalle e identificación de los pasivos por importe 153 millones de euros que, supuestamente, conforman el pasivo comercial de Abengoa, S.A. objeto de negociación en la solicitud del preconcurso de acreedores planteada ante el Juzgado Mercantil de Sevilla; datos sobre el nivel de aceptación del acuerdo de conversión a deuda financiera de dichos pasivos comerciales dentro del anterior proceso de negociación ante el Juzgado Mercantil, para el que se exige una adhesión, como mínimo del 96%; la identificación de los citados acreedores y sus datos de contacto; la entrega a los accionistas de información acerca de los procesos judiciales y/o arbitrales por importe de 99 millones de euros y su situación dentro del perímetro Abengoa, S.A.; los efectos en el plan de reestructuración de la dispensa aprobada por las entidades financieras (“waiver”) con fecha 29 de mayo de 2020 según figura en los estados financieros correspondientes al primer trimestre del presente ejercicio 2020; información del plan estratégico actual en el que se prevé la venta de 24 filiales y activos estratégicos durante el año próximo como contraprestación para acreedores y proveedores, e ingresos esperados de dichas ventas para el grupo Abengoa.

En segundo lugar propone la reprobación del consejo de Administración en relación con su gestión respecto a los acuerdos de reestructuración alcanzados en agosto con determinados acreedores de la compañía, teniendo en cuenta la situación que resulta para Abengoa, S.A., dado que el resultado de dichos acuerdos supone su salida del Grupo Abengoa y su pérdida de toda actividad de negocio.

Además de intentar reprobar la gestión del consejo, en tercer lugar proponen la revocación y cese de efectos de la política de remuneraciones al órgano de administración aprobada por la junta general extraordinaria del pasado 28 de marzo de 2019 –que incluye un bonus millonarios a los directivos por lograr la reestructuración– y restaurar la aplicación de la aprobada el 30 de junio de 2017.

Una vez que se asegure la eliminación de esa remuneración proponen en cuarto lugar que se vote el cese de los miembros del órgano de administración y, en quinto, el el nombramiento de nuevos miembros de dicho órgano.

En los puntos siguientes, los accionistas tratan de tomar el control de la empresa y buscar un rescate que no suponga la quiebra práctica de la matriz. Así, votarán instruir al nuevo órgano de administración para que,  lleve a efecto las negociaciones con entidades financieras, bonistas, acreedores y proveedores del grupo Abengoa, así como con las administraciones públicas interesadas en entrar a formar parte en el accionariado de Abenewco 1, SAU, negociaciones en las que deberá incluirse, como parte del perímetro de la reestructuración, la deuda por importe de 153 millones de euros de Abengoa, S.A. y deberá garantizarse a la sociedad matriz Abengoa, S.A. un porcentaje accionarial mínimo del 20% de las Abenewco 1, SAU, así como su participación proporcional en los órganos de administración de dicha sociedad; además deberá garantizarse la posibilidad de venta de activos de las filiales así como el acceso al mercado de deuda general para satisfacer la deuda existente y vencimientos correspondientes.

En todo caso, una vez concluidas las anteriores negociaciones, el acuerdo que, en su caso, pueda alcanzarse quedará sometido a la autorización de la junta general de accionistas de Abengoa, S.A.

También facultaría al nuevo consejo a que elabore un nuevo plan de negocio en la compañía para su autorización posterior por la junta de accionistas en el que, en atención a las actuaciones circunstancias del mercado, establezca un calendario urgente de desinversiones en el plazo de un año.

Otra propuesta de los accionistas consiste en que el nuevo consejo firme acuerdos de licencia de uso de la marca “Abengoa” con la filial Abenewco 1 SAU en la que se reconozca a Abengoa, S.A una retribución de mercado anual adecuada por la cesión y licencia de uso de esa marca.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios