Algeciras CF - Real Balompédica Linense | Incidentes Un trifulca acaba con un herido por una piedra y un detenido

  • Ambos clubes condenan los incidentes, que suceden al término del encuentro, el único lunar en una tarde de convivencia

Parte del dispositivo de la Policía Nacional desplegado en el Nuevo Mirador. Parte del dispositivo de la Policía Nacional desplegado en el Nuevo Mirador.

Parte del dispositivo de la Policía Nacional desplegado en el Nuevo Mirador. / Jorge del Águila

La fiesta del Clásico entre el Algeciras CF y la Real Balompédica Linense en el Nuevo Mirador solo tuvo un lunar y fue con el partido ya terminado. Una trifulca entre aficionados en los aledaños del estadio acabó con un seguidor algecirista herido y con puntos en la cabeza por el impacto de una pidera y con otro hincha albirrojo detenido por enfrentarse la Policía en el incidente.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el dispositivo especial de vigilancia del duelo de rivalidad, que había sido declarado de alto riesgo, mantuvo el orden las horas previas a la cita y durante el encuentro, pero el despliegue no pudo evitar un breve enfrentamiento alrededor del Nuevo Mirador. Según testigos presenciales, un grupo de encapuchados sin distintivo alguno emergió cerca de la zona de Tribuna y comenzó a golpes y a lanzar piedras en una parte en la que había hinchas con distintivos del Algeciras, algunos acompañados por niños. Cuando la Policía sofocó la pelea, los incidentes dejaron un aficionado herido, que precisó puntos de sutura en la cabeza, y un detenido por enfrentarse a las Fuerzas del Orden.

Tanto Algeciras como Balona condenaron estos hechos, un lunar en una jornada que más allá del pique deportivo dejó un derbi comarcal de máxima rivalidad y, en la mayoría de los casos, buen ambiente.

El grupo mayoritario de aficionados de la Balona que acudió al encuentro hizo saber a Europa Sur que en ningún momento pudo participar en los incidentes ya que éstos se produjeron mientras la Policía les mantenía en espera en el fondo norte en el que habían sido situados para hacerle salir cuando no existiese peligro de incidentes. "Esa gente no ha ido ni al fútbol", comentó uno.

Por su parte familiares del aficionado local detenido contactaron con la redacción de Europa Sur para defender su inocencia y quejarse de lo que entienden como una actuación policial desmedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios