CD Cabecense - UD Los Barrios | La previa Unión, como aquella primera vez

  • Los barreños, sin ganar fuera desde diciembre, buscan reponerse este domingo, ante un Cabecense virtualmente descendido, de los dos últimos empates en el tiempo añadido

  • Forján, sancionado, y Biri, lesionado, únicas bajas de los de la Villa 

El gualdiverde Forján, baja para el encuentro, durante un entrenamiento. El gualdiverde Forján, baja para el encuentro, durante un entrenamiento.

El gualdiverde Forján, baja para el encuentro, durante un entrenamiento. / Rafael Cerpa

La Unión Deportiva Los Barrios busca limpiarse este Domingo de Ramos (11:30, Footters) frente al CD Cabecense ese mal sabor de boca después de los dos últimos empates agridulces cosechados frente a Lepe y Arcos y que permita a los barreños seguir en la pelea por la liguilla en el grupo X de Tercera. Los gualdiverdes son quintos con 66 puntos –a cuatro de la liguilla tras el empate este sábado del Xerez DFC– y se pueden colocar a un punto. Carlos Ríos, técnico barreño, no podrá contar con Biri ni con Forján para este desplazamiento –sancionado–. El sanluqueño, tras cuatro meses sin ganar fuera de casa, aboga por “no tirar la toalla en lo que queda”. “Estamos en una situación de privilegio”, asegura.

La Unión llega a la recta final de liga y se topa de primero con uno de esos choques trampa, ante un Cabecense que despliega un juego rocoso y que funciona como un arma de doble filo. Los rojinegros reciben a los barreños virtualmente descendidos, pero muy vivos.

En la Villa ya sólo piensan en mirar hacia adelante tras los dos últimos resultados , que todavía escuecen (en ambos la Unión dejó escapar el triunfo de manera sonrojante). El técnico barreño Carlos Ríos sostuvo que la fragilidad defensiva de las dos últimas jornadas “son cosas que pasan” y que suceden “incluso en Primera división”, en referencia al Villarreal - Barcelona de hace dos semanas que tuvo un guión muy similar al del Lepe - Unión. 

En cualquier caso, los gualdiverdes también persiguen reencontrarse con esa seguridad en la retaguardia que tantas alegrías les ha dado esta temporada, después de encajar siete goles en las dos últimas citas. La Unión se las verá con el handicap añadido de que esta semana no estará Javi Forján en la punta de lanza, lo que complica el duelo en las Cabezas. El killer gualdiverde debe cumplir sanción por acumulación de tarjetas y todo apunta a que o Goma o Guti ocupen su sitio.

El maleficio de los barreños fuera de casa continúa. Desde el día de Guadalcacín en la jornada 20, cuatro meses han transcurrido sin que la Unión regrese a la Villa con los tres puntos. Toda la segunda vuelta sin vencer lejos del San Rafael. aunque hace dos semanas todo parecía indicar que en Lepe si iban a estrenar por fin en 2019.

Históricamente, las visitas a Las Cabezas de San Juan no se le han dado muy bien a la Unión. De hecho, el único triunfo gualdiverde en el municipio sevillano data del 25 de febrero de 2007 y las similitudes entre la situación actual de los barreños y la de aquel día son sorprendentes. Con dicho triunfo ante el Cabecense (0-2, con goles obra de Elvio y Luis Ligero) aquella temporada 2006-07, los del isleño Juan Antonio Sánchez Franzón acabaron con una sequía de 126 días sin ganar a domicilio, es decir, unos cuatro meses sin imponerse fuera del San Rafael. Más o menos lo mismo que llevan actualmente los de Carlos Ríos.

Precisamente el preparador actual califica el encuentro de “difícil y complicado”. “Han sido días complicados”, dijo sobre los dos últimos resultados. “Es evidente que después de lo que pasó frente a Arcos y Lepe tenemos que levantar la cabeza porque quedar partidos para luchar. Hay momentos de la temporada en los que pueden pasar cosas así, pero nosotros no arrojamos la toalla. A nosotros la ilusión ya no nos la quitar nadie, vamos a echar el resto de aquí al final porque estamos en un situación de privilegio”, explica.

“El Cabecense viene de empatar en el campo del Cádiz B, que se estaba jugando el liderato”, esgrime. “La situación no será nada sencilla por el hecho de que el césped es artificial y que además el sol ya comienza a apretar, porque está previsto que haga calor. Aunque sea para los dos equipos, son factores a tener en cuenta”, termina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios