Real Balompédica Linense

Una opción con carga exótica

  • La Balompédica baraja la posibilidad de repescar para el fútbol español a Carlos Martínez 'Carlitos', forjado en La Masia, que lució en el Villarreal B y ahora milita en el Tokyo Verdy

Carlos Martínez, en su presentación con el Tokyo Verdy, de la Segunda división japonesa. Carlos Martínez, en su presentación con el Tokyo Verdy, de la Segunda división japonesa.

Carlos Martínez, en su presentación con el Tokyo Verdy, de la Segunda división japonesa. / e.s.

La Real Balompédica Linense está barajando la posibilidad de contratar al experimentado delantero barcelonés Carlos Martínez, que se forjó en La Masia, vivió momentos muy brillantes en el filial del Villarreal y la pasada andadura defendió los intereses del Tokyo Verdy, un clásico del fútbol japonés que fue conocido en sus orígenes como Verdy Kawasaki, que no atraviesa sus mejores momentos y que compite en la segunda división nipona.

La renuncia, diríase que por silencio administrativo, del colombiano Wilson Cuero a continuar vistiendo la zamarra de la Real Balompédica obliga a la directiva que encabeza Raffaele Pandalone a reforzar el puesto de delantero centro con dos futbolistas. El primero ya ha desembarcado en el equipo albinegro a finales de la pasada semana y no es otro que el astigitano Juan Delgado, que llega procedente del Écija.

El delantero mantiene una extrecha amistad con el internacional Andrés Iniesta

Para ocupar la otra vacante el club baraja varias opciones y una de las que está sobre la mesa es la de Carlos Martínez Carlitos, forjado en la cantera del Barcelona y que la pasada campaña jugó con el Tokyo Verdy de la segunda división de Japón, entrenado por Miguel Ángel Lotina. En ese momento era el quinto jugador español en incorporarse a clubes de esa categoría.

No se trata precisamente de un futbolista novato. Nacido en Barcelona el 27 junio de 1986, después de dar sus primeros pasos en el Badalona B, pasó por el Cerdarnyola, Sant Celoni, Rubí, Gramanet B (con el que anotó 47 goles), Gramanet, Terrasa y Olot, con el que sumó la friolera de 52 dianas, que incluyen un hat-trick que le endosó a la Arandina en la fase de ascenso a la Segunda división B que su equipo completó con éxito en 2013.

Ya en 2015 se sumó al Villarreal B, con el que marcó nada menos que 35 goles en 76 partidos en dos temporadas en Tercera división.

En este último periodo de su carrera Carlitos fue noticia por su estrecha amistad con el internacional del FC Barcelona Andrés Iniesta, con el que coincidió en La Masia. "Es un gran amigo mío que siempre está pendiente de mí y de mis equipos. Es una suerte que una persona con sus valores y su nivel futbolístico te aconseje y te ayude en el día a día", explicó en declaraciones a Marca.

En Japón apenas ha jugado desde su llegada, con la temporada ya empezada, una decena de partidos (nueve de Liga y uno de Copa), en los que ha anotado un gol en 490 minutos sobre el césped.

Uno de los inconvenientes con los que podría encontrarse la Balompédica es que legalmente su contrato finaliza con el presente año, pero el jugador en diferentes declaraciones ha hecho ver que está padeciendo los efectos de una falta de aclimatación y dadas las características de aquella competición no parece muy difícil que en caso de existir un acuerdo, el club le abriese las puertas para su salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios