Algeciras Club de Fútbol

La guinda deseada por el Algeciras

  • Los albirrojos tratan de seducir al canario Enrique Castaño, un mediocentro con pegada del que hablan maravillas

  • El canterano de la UD Las Palmas y del Madrid es buen amigo de Jesé

El exmadridista Jesé y Enrique Castaño, juntos en una imagen reciente. El exmadridista Jesé y Enrique Castaño, juntos en una imagen reciente.

El exmadridista Jesé y Enrique Castaño, juntos en una imagen reciente. / e. s.

El Algeciras CF ha posado sus ojos en Enrique Castaño para darle un toque mágico a su centro del campo. El mediocentro canario está en negociaciones con el club del Nuevo Mirador, donde están dispuestos a apostar fuerte para que el futbolista sea la guinda de un proyecto tan ambicioso como adelantado.

Enrique Castaño Cervera (Las Palmas de Gran Canaria, 23 de enero de 1993) es un jugador con un currículum llamativo, forjado en la cantera de la Unión Deportiva Las Palmas y después en la fábrica del Real Madrid, donde cuajó una buena amistad con su paisano Jesé, un talento que llegó a despuntar con el primer equipo merengue antes de salir rumbo al PSG y, luego como cedido, al Stoke inglés.

El Algeciras ve en Castaño la pieza que le falta a su puzzle en el centro del campo: un mediocentro con mucho fútbol en sus botas, con manejo de balón y con una pegada importante.

El grancanario acaba de disputar la fase de ascenso a Segunda división B con la UD Lanzarote, el cuarto clasificado del grupo de las Canarias, que fue apeado por el Villarrobledo en la primera eliminatoria del playoff.

La carrera de Castaño comenzó en la AD Huracán, conjunto de cantera de la UD Las Palmas. El centrocampista salió catapultado en edad cadete a las categorías inferiores del Real Madrid, una casa en la que estuvo cinco campañas para completar su formación.

Castaño dejó varias perlas en su periplo por Madrid, entre ellas un gol en categoría cadete desde el centro del campo (noviembre de 2007), una jugada en la que ya se asociaba con su inseparable Jesé Rodríguez.

Caprichos del fútbol, cuando su amigo irrumpió en el primer equipo blanco, Castaño salió rumbo al Alcorcón en la temporada 2012/13. Estuvo en el filial alfarero aunque entró en la dinámica del primer equipo en la segunda parte de la temporada y disputó dos encuentros en la categoría de plata.

Sin embargo, a la andadura siguiente, el mediocentro decidió regresar a Canarias para fichar por la UD Las Palmas Atlético, con el que jugó en Segunda B. En la 2015/16 voló para recalar en las filas del Mérida AD, también en la división del bronce, y el verano siguiente retornó a casa para ayudar a ascender al filial de la UD Las Palmas, con el que volvió a brillar. Cumplida esta etapa, Castaño fichó hace un año por la UD Lanzarote con el desafío de llevar también al club canario a la división de bronce.

Las cada vez más masivas redes sociales, tan útiles como reveladoras, dejaron al descubierto ayer el interés del Algeciras por Castaño. Los albirrojos, que ya dijeron que buscan a un jugador "distinto" para la zona ancha, tienen abierto el frente, aunque el mediocentro maneja la posibilidad de recalar en un club de Segunda B. La opción de aspirar a lo máximo es la mejor baza algecirista. Este periódico intentó sin éxito contactar con el futbolista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios