unión deportiva los barrios

Las elecciones de la Unión, en entredicho

  • Díez, candidato de Heritage Sports, impugna ante el Ayuntamiento

  • Moya tiende la mano a sus críticos

Díez, en el Ayuntamiento ayer. Díez, en el Ayuntamiento ayer.

Díez, en el Ayuntamiento ayer. / e. s.

La reelección de Álvaro Moya como presidente de la Unión Deportiva Los Barrios ha provocado la impugnación por parte del socio Carlos Díez, candidato del grupo inversor Dubai Heritage Sports Holdings al que la comisión electoral anuló sus avales, y ha desatado las críticas del Comando Chicharrón, un sector de la afición que aglutina a un buen número de seguidores. Moya, por su parte, defendió ayer la limpieza del proceso y tendió la mano a sus críticos para "alcanzar acuerdos" por el bien del club.

La marejada institucional azota a la Unión Deportiva. Carlos Díez, el socio barreño que pretendía encabezar la candidatura del grupo inversor de Pablo Dana, acudió ayer al Ayuntamiento para entregar y registrar toda la documentación impugnada por la asamblea del pasado jueves y el proceso electoral que culminó el pasado martes.

Díez, como ya manifestó a este periódico, entiende que se han producido varias irregularidades para que la familia Moya pueda mantener al frente del club. El siguiente paso de este socio, tras llevar su versión ante el primer edil de la Villa, será recurrir ante los órganos federativos.

El Comando Chicharrón, una peña de animosos aficionados del equipo gualdiverde, expresó su opinión de rechazo en un comunicado. Entre los puntos que destaca habla de "una bochornosa asamblea de socios, en la que se vivieron momentos de vergüenza ajena...". "Otro lamentable episodio por parte de esta directiva en la que se ha atacado a la candidatura presentada por el señor Carlos Díez, que tiene todo nuestro apoyo porque creemos que su proyecto es ilusionante y transparente, cosa de la que creemos adolece la familia Moya", sostiene la peña.

El Comando Chicharrón dice que la directiva no facilitó los estatutos, el censo ni las cuentas, y temen por la deuda que arrastra la entidad. "Creemos que el tiempo de esta directiva ha pasado", sentencia la nota, que duda de la legalidad de las elecciones.

El revalidado presidente, Álvaro Moya, dio las gracias a los socios que le apoyan "por el trabajo realizado en la entidad a la que llegó cuando el club estuvo a punto de desaparecer en 2010". Moya expresó que "la directiva tiende la mano al Comando Chicharrón para alcanzar acuerdos y disfrutar juntos de lo que nos une, el sentimiento gualdiverde" y desliza que "habrá nuevas incorporaciones a la directiva en los próximos días" y "una reunión con el alcalde de la Villa, Jorge Romero".

Moya niega "que no se le permitiese ver los estatutos del club a Carlos Díez, ya que estuvieron a su disposición en las oficinas del club". Y añade que "se informó a los socios (del proceso electoral) con quince días de antelación en el tablón de anuncios de la sede y a través de los medios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios