fútbol lTercera división

La cosecha de invierno pasa por casa

  • El San Roque afrontará bajo el cobijo de su campo tres de los últimos cuatro duelos de la primera vuelta · Si los de Pajares amarran 'sólo' los puntos en el Manolo Mesa, despedirán el año con 27, casi salvados

El Club Deportivo San Roque se prepara para recibir la llegada del frío invierno guarnecido en casa. Los rojillos afrontarán tres de los cuatro últimos compromisos de la primera vuelta al amparo del Municipal Manolo Mesa. Córdoba B, Ayamonte y Murallas deben pasar por el campo sanroqueño antes de que termine el año, un tramo del calendario propicio para que el Sanro recolecte una buena cosecha de puntos que le deje la permanencia en la categoría casi encarrilada.

El equipo que entrena José Mari Pajares atraviesa un pequeño bache fruto de las dos últimas derrotas, sin embargo, ahora encara un trayecto idóneo para reconducir la marcha antes de que se produzca el parón navideño. Si los rojillos amarran sólo los puntos que se jugarán entre los muros de su estadio, despedirán 2011 con un saldo de 27 puntos, es decir, a muy pocos de los 40 sobre los que suele oscilar la permanencia en las últimas campañas en el grupo X de Tercera.

El Sanro tiene la primera ocasión para puntuar el próximo sábado (16:30) en el duelo ante el Córdoba B. Los rojillos se medirán a un rival con el que empatan en la tabla de clasificación. Un filial con números similares (cinco victorias, tres empates y siete derrotas) que, a pesar de su último tropiezo, ha ido de menos a más esta temporada. Los pupilos de Pajares, salvo ante el Sevilla C, manejaron con éxito sus últimos cara a cara contra los filiales de Cádiz y Recreativo, a los que derrotaron en casa.

La semana siguiente-la última de noviembre- el San Roque repetirá en casa, esta vez con la visita del Ayamonte. Otro duelo, a priori, entre iguales. Entre equipos que se mueven por la zona templada del grupo, un Ayamonte que de momento ha sido capaz de lo mejor y de lo peor.

El último desplazamiento del año para los rojillos será el primer fin de semana de diciembre en Mairena del Alcor. Una de las plazas más complicadas de la categoría, ante un clarísimo aspirante a disputar la fase de ascenso a Segunda B. El Sanro, que sólo ha sido capaz de ganar a domicilio en Conil, es consciente de la dificultad que planteará obtener algo positivo en ese viaje.

El último compromiso de la primera vuelta y de 2011 está fechado para el 18 de diciembre y el Sanro lo lidiará en su hogar ante el Murallas de Ceuta. Partido ante un rival directísimo por la salvación. Un equipo, el ceutí, que ha caído en picado a la cola y que en estos momentos sólo ostenta 11 puntos, siete menos que los rojillos. Sin duda, algo más que tres puntos y una ocasión de oro para despedir el año con una alegría ante la parroquia.

Así pues, ante este calendario, que a final de Liga será todo lo contrario, el Club Deportivo San Roque tiene la oportunidad de hacer una buena cosecha de invierno, disfrutar de la Navidad bajo el cobijo de su hogar, y llegar con una buena cantidad de puntos en su zurrón para cuando despunte la próxima primavera. Como el cuento de la hormiga y la cigarra, el que más recolecte ahora, menos problemas tendrá después para sobrevivir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios