Semifinal de Copa Davis

Francia deja a España contra las cuerdas en la Copa Davis

  • Pablo Carreño y Roberto Bautista perdieron sus individuales ante los franceses Benoit Paire y Lucas Pouille y dejaron al conjunto de Sergi Bruguera obligado a una remontada milagrosa en Lille

La posibilidades del tenis español de regresar a una final de la Copa Davis después de seis años penden de un hilo: Pablo Carreño y Roberto Bautista perdieron sus individuales ante los franceses Benoit Paire y Lucas Pouille y dejaron al conjunto de Sergi Bruguera obligado a una remontada milagrosa en Lille.

Francia, la defensora del título, manda 2-0 tras la primera jornada y acaricia ya una nueva final de la Copa Davis. Todo indica que su rival del 23 al 25 de noviembre será Croacia, que vence 2-0 a Estados Unidos como local en Zadar.

Sin el lesionado Rafael Nadal, España sufrió hoy dos dolorosas derrotas ante un combinado francés que demostró una vez más su mística a la hora de jugar la Copa Davis.

Carreño, el número uno español ante la ausencia de Nadal, perdió por 7-5, 6-1 y 6-0 ante Paire en un encuentro que acabó entregando tras resentirse de su lesión en el aductor izquierdo. En el segundo turno, Bautista no pudo enderezar la serie pese a que presentó batalla ante Pouille. Al final, fue derrota en cinco sets por 3-6, 7-6 (7-5), 6-4, 2-6 y 6-4.

España, que nunca remontó un 2-0 en la Copa Davis, deberá reescribir sus libros del tenis el sábado y el domingo si quiere jugar la última final del torneo antes del polémico cambio de formato que comenzará a regir en 2019. El primer paso deberán darlo mañana Feliciano López y Marcel Granollers, quienes se enfrentarán en el dobles a los franceses Julien Benneteau y Nicolas Mahut.

Capiteanada por Yannick Noah, Francia busca acceder por decimonovena vez a una final de la Copa Davis. Pese a no contar con grandes estrellas y de sufrir las bajas de jugadores importantes como Jo-Wilfried Tsonga o Gael Monfils, el conjunto "bleu" dejó una vez más en claro que la Davis es un torneo que parece hecho a su medida.

Noah dio un golpe sobre la mesa al colocar a Pouille como titular en lugar de Richard Gasquet y la apuesta no le pudo haber salido mejor. El imprevisible y muchas veces volcánico jugador francés exhibió su mejor versión para batir con autoridad a Carreño.

El español comenzó agresivo y se adelantó 5-3 en el primer set, pero no pudo aprovechar tres set points y acabó derrumbándose. Primero mental y luego físicamente. El francés ganó desde entonces 17 de 18 games para celebrar una victoria en su debut en la Copa Davis.

Carreño se resintió de su lesión en la pierna en el comienzo del segundo set y a partir de ahí ya no hubo partido. Si el español siguió jugando hasta el final, solo fue por decoro.

"Desde el 3-0 del segundo set sabía que iba a ser imposible", reconoció el número 21 del ranking mundial. "Es el mismo problema que en Nueva York. He comenzado a sentir el problema en el aductor al comienzo del segundo set", explicó Carreño, que hace dos semanas había tenido que abandonar en la segunda ronda del Abierto de Estados Unidos por la misma lesión.

Mucho más parejo y emotivo fue el segundo encuentro de la jornada. Bautista, cuya última victoria en el circuito había sido a finales de julio en la arcilla de Gstaad, presentó batalla ante Pouille y cerca estuvo de sorprender al número uno francés y silenciar las trompetas y tambores que rugieron en el estadio Pierre-Mauroy.

Pero Pouille, tras perder el cuarto set, mantuvo la calma en el quinto capítulo y logró un quiebre decisivo antes de cerrar el encuentro en tres horas y 41 minutos. España necesitará ahora una auténtica epopeya para alcanzar su décima final de la Copa Davis y la primera desde 2012.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios