Fútbol l Tercera división

El calvario de Alvarito amenaza con alargarse

  • La Mutua dice que no le operará y le ofrece un tratamiento de cuatro meses

Comentarios 1

El calvario de Alvarito no termina. El algecirista pasó ayer una revisión en la Mutualidad de Futbolistas tras la que los médicos le comunicaron que la lesión que tiene en el pubis efectivamente reúne las condiciones para ser intervenida quirúrgicamente, pero que no van a hacerlo porque desde hace dos años tienen la directriz de no operar ese tipo de dolencias. El tratamiento que le ofrecen consiste en infiltrarle ozono en la zona infectada para que remita la dolencia. Tendría que tomar diez sesiones, una vez por semana, lo que significa que estaría aproximadamente tres meses parado, más un periodo de entre un mes y dos para fortalecer los músculos. Esto quiere decir que no estaría a disposición del entrenador del Algeciras, Diego Pérez 'Yiyi', hasta primeros de noviembre, siendo muy optimistas.

La comunicación de la Mutua dejó muy tocado al futbolista, que lleva tres meses arrastrando fuertes molestias como consecuencia de esta lesión y tenía la esperanza de que le dieran cita para operarse en breve.

Desde el partido en Conil, el del ascenso a Tercera, está parado, aunque antes ya arrastraba dolores en la zona que le impedían jugar con normalidad.

"Lo que quiero es recuperarme cuanto antes para poder jugar. Ya tenía asumido que me iba a perder la pretemporada, pero esto es un palo muy gordo que no me esperaba. Estoy desesperado y no sé qué hacer. Estoy muy preocupado porque es algo que no le conviene ni a mí ni al Algeciras, que me acaba de renovar para que ayude en la próxima temporada en Tercera", explicó el centrocampista, que insiste en que su deseo es pasar por el quirófano cuanto antes, aunque ya sabe que tendría que hacerlo en una clínica privada. "Si me opero se acelará el proceso de recuperación y además me curaré del todo. Con las infiltraciones de ozono podría volver a jugar, pero estaría toda mi vida pendiente del pubis, sabiendo que puedo recaer en cualquier momento", manifestó.

Un médico privado que le vio le dijo que el anillo de la infección era el segundo más grande que había visto en su vida, lo que en cierta medida era una buena noticia, porque la operación es menos complicada y suele tener mejores resultados.

"Tengo una inquietud muy grande. Estoy muy intranquilo con esto. Voy a hablar con el Algeciras para exponerle la situación y a ver qué hacemos, porque yo creo que esto que me han comentado no es opción y eso que me han dicho que estoy para operarme, exactamente lo mismo que me habían comentado en Algeciras. Para esto ni hubiera ido a Sevilla", lamentó.

Tanto si decide operarse al margen de la Mutua como si no, lo cierto es que el Algeciras pierde a una pieza importante para el arranque liguero que, además puede condicionar el modo de jugar de un conjunto albirrojo al que no le sobran precisamente jugadores de banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios