Algeciras CF | Polémica con las entradas La afición del Algeciras, entre el desconcierto y la indignación

  • Los abonados exigen transparencia en el reparto de las 800 entradas

  • Hay quienes están dispuestos a guardar cola y quienes sopesan reclamar

Socios del Algeciras adquieren las entradas para el domingo, este miércoles Socios del Algeciras adquieren las entradas para el domingo, este miércoles

Socios del Algeciras adquieren las entradas para el domingo, este miércoles / Nacho Marín

Entre el desconcierto y la indignación. Así ha amanecido este miércoles buena parte de la afición del Algeciras CF, al menos los que se han ido manifestando de manera pública o privada, tras conocer que solo 800 espectadores (socios-abonados) podrán presenciar el debut liguero ante el Marbella FC el domingo 18 en el Nuevo Mirador (18:00) para cumplir con las recomendaciones sanitarias impuestas por la Junta de Andalucía.

El comunicado lanzado por el club en la pasada madrugada ha dividido la opinión de los algeciristas, aunque son mayoría los que se sienten molestos por como la directiva ha gestionado el asunto desde el principio. Muchos socios-abonados entienden que la confirmación del aforo limitado a 800 personas llega muy tarde, que no se puede garantizar un reparto justo de las localidades y que debe haber una manera de compensar a todos los que tengan su carnet y se queden sin entrada.

Hay quienes están dispuestos a montar la tienda de campaña en La Menacha para reservar cuanto antes su sitio (el jueves se abre el turno para los abonados) y quienes sopesan reclamar su dinero si con el abono en mano no consiguen entrar el mismo domingo. Esto segundo, ya lo ha advertido el club en su comunicado, no será posible.

La directiva que preside Nicolás Andión tiene un problema muy delicado entre las manos: más de mil abonados -el club no ha precisado aún la cifra exacta- y solo 800 entradas para repartir en el comienzo de la temporada. El Algeciras se aferró hasta el último momento a la posibilidad de ampliar ese aforo limitado, dada las condiciones del Nuevo Mirador, hasta los 1.500 o los 2.500 espectadores. El plan fracasó ante la negativa de la Junta, que sí permite mayores aforos en los espectáculos taurinos -por citar un ejemplo- pero no en el fútbol.

La realidad del coronavirus hace que no sea posible garantizar nada a día de hoy: ni que el aforo se vaya a mantener ni a subir ni a verse reducido. Incluso cabe la posibilidad de que los equipos tengan que jugar a puerta cerrada. El Sevilla FC, sin ir más lejos, ha anunciado que su filial, el Sevilla Atlético, jugará sin público sus partidos en casa.

El algecirismo demanda transparencia en el reparto de esas 800 entradas. Los aficionados entienden que el club debe priorizar por encima de cualquier compromiso a socios y abonados y eliminar cualquier pase de favor. Otra polémica viene por el porcentaje de aforo en cada zona del estadio, con mayoría en la Tribuna, algo que la directiva ha decidido a criterio del porcentaje de abonos vendidos. Es decir, la mayoría del público irá a Tribuna porque la mayoría de los abonados son de Tribuna. No obstante, abonados de Preferencia y Fondos se sienten desplazados.

El asunto va a traer cola, nunca mejor dicho. Este miércoles comienza el turno para que los socios puedan retirar su asiento (podrán hacerlo hasta el jueves a las 13:00). El jueves por la tarde se abre el plazo para que los abonados reclamen su entrada a partir de las 18:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios