Algeciras CF

Y a pesar de todo, líderes

  • El coronavirus frustra a parte del algecirismo aunque el equipo acabará 2020 en lo más alto

  • El vestuario de Salva Ballesta encaja con normalidad el doble parón

  • El Covid empieza a cebarse con el grupo IV-A

El partidillo celebrado este sábado por el Algeciras en el Nuevo Mirador. El partidillo celebrado este sábado por el Algeciras en el Nuevo Mirador.

El partidillo celebrado este sábado por el Algeciras en el Nuevo Mirador. / ACF

Dos semanas seguidas sin fútbol por culpa del coronavirus han frustrado el ambiente festivo en torno al Algeciras CF aunque no tanto en un vestuario que sigue a lo suyo. A una parte de la afición no le ha sentado nada bien esta interrupción, primero ante el Cádiz B y luego en el Clásico del Campo de Gibraltar ante la Balona, sin embargo el equipo de Salva Ballesta va a celebrar la Navidad y despedirá 2020 en el liderato del grupo IV-A de la Segunda B.

El Algeciras es un equipo especial y su hinchada también. En una situación envidiable y tras un comienzo de temporada casi inmaculado, el algecirismo se ha topado con su primer gran obstáculo en forma de parón inesperado. El Covid-19 estaba pasando casi de puntillas por el grupo IV-A de la Segunda B pero en las dos últimas semanas ha empezado a cebarse. Tanto es así que esta jornada tres de los cinco partidos han sido aplazados (el último el Tamaraceite-Recreativo) y todavía podría caer un cuarto si impera la lógica en el Marbella-San Fernando de este domingo, después de que el club isleño haya reportado este sábado dos positivos en su caseta.

La situación de los algeciristas en la tabla, por tanto, no se va a inmutar ya que Marino y Las Palmas Atlético, los dos últimos, firmaron tablas este sábado en el único duelo de la octava jornada jugado en el grupo.

La plantilla de Salva Ballesta se ha ejercitado este sábado en el Nuevo Mirador con la celebración de un partidillo informal de 90 minutos entre sus jugadores con el fin de que el entrenamiento tuviese un ritmo más alto del habitual. Además, el ensayo venía bien para los jugadores que acaban de salir de lesión. Los albirrojos descansarán ahora hasta el lunes con la idea de empezar a preparar la cita ante el Cádiz B, que el club quiere jugar entre el 17 y el 19 de diciembre. Lógicamente este hecho está sujeto a que el filial teste negativo en sus pruebas una vez haya finalizado su cuarentena.

El ánimo entre la tropa de Salva Ballesta se mantiene intocable y así lo reflejan los futbolistas cada vez que pueden. El vestuario ha formado una piña impenetrable y en ese sentido transmiten una normalidad total ante este doble parón del que se desconoce cómo pueda afectar en el rendimiento dentro del terreno de juego. Lo que está claro es que mientras el Algeciras puede seguir ejercitándose, los rivales confinados deben recuperar después los días perdidos, como va a suceder con el Cádiz B y la Balona, los que han sufrido los casos de Covid.

En el Nuevo Mirador esperan ponerse al día antes de la Navidad y poder disputar el Clásico entre el 21 y el 23 de diciembre, aunque esta decisión dependerá de la evolución de la cuarentena de la Balona y la fecha de su compromiso con el Haro en la Copa del Rey, un partido que los linenses van a priorizar. Las relaciones entre ambos, tras el último cruce de declaraciones, no se antojan muy amistosas. De no tener tiempo material este mes, el duelo de rivalidad tendría que pasarse a primeros de enero, a partir del día 3.

Nadie está exento con este virus. Conviene no olvidarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios