Algeciras CF

Un Clásico lleno de retos para el Algeciras

  • Los albirrojos se juegan la condición de invicto, la sexta victoria seguida, la racha de Salva en el Mirador... además del plus que siempre provoca ganar al eterno rival

Los jugadores del Algeciras saludan a la Tribuna del Mirador. Los jugadores del Algeciras saludan a la Tribuna del Mirador.

Los jugadores del Algeciras saludan a la Tribuna del Mirador. / Erasmo Fenoy

El Algeciras CF recibirá el próximo domingo (17:00) a la Real Balompédica Linense en un partido de rivalidad cargado de alicientes. El Clásico del Campo de Gibraltar no necesita carta de presentación ni añadidos, es un duelo siempre atractivo que a lo largo de la historia ha brindado tardes irrepetibles. Sin embargo, para el equipo de casa hay varios retos en liza más allá de ganar el pulso ante el eterno rival.

El Algeciras defiende su condición de líder del grupo IV-A de la Segunda B, un privilegio que no perderá pase lo que pase el domingo por la tarde en La Menacha. No obstante, en caso de derrota, el Recreativo de Huelva podría igualar en la cima con los albirrojos si gana sus dos próximos compromisos de la semana (el aplazado del miércoles en San Fernando y la visita a Tamaraceite del domingo). Aunque los del Mirador tienen un partido pendiente con el Cádiz B, todavía con fecha por designar.

El liderato es un premio que no obsesiona, al menos en el vestuario. Los algeciristas están más pendientes en agrandar el colchón de puntos sobre la cuarta plaza para afrontar con mayor tranquilidad una segunda mitad de la primera fase que ya está a la vuelta de la esquina. 

A por la sexta seguida

El Clásico llega con el Algeciras en su mejor racha en Segunda B del siglo XXI. Los albirrojos aspiran a lograr la sexta victoria consecutiva, un hito que no consiguieron la última vez que enlazaron cinco: hace 18 años con el legendario equipo de José Luis Montes en la campaña del último ascenso a Segunda. Los de Salva Ballesta pueden emular la racha de seis triunfos que firmó el Algeciras de Gabriel Navarro Baby en la andadura 1982/83, que también acabó con la celebración de un ascenso de plata.

Entre los invictos

El Algeciras es uno de los ocho equipos que todavía se mantienen invictos en la Segunda B. Los albirrojos comparten el honor con Deportivo, Pontevedra, SD Logroñés, Ibiza, UCAM, Rayo Majadahonda y Badajoz. Los de Salva son los únicos que no conocen la derrota de su liga y junto al UCAM los dos que no han perdido en todo el grupo IV. Los universitarios han disputado un partido más y este fin de semana afrontan una prueba de fuego en el derbi ante el Real Murcia en la Nueva Condomina.

Salva y el Mirador

Salva Ballesta no ha perdido con el Algeciras en el Nuevo Mirador. El idilio del técnico con el estadio suma ya una racha de siete encuentros oficiales entre el pasado curso y el presente. El entrenador no conoce la derrota en el templo algecirista desde que aterrizó en enero de 2020. Ballesta debutó en el Mirador con una victoria ante el Badajoz (1-0) el 2 de febrero y después encadenó tres empates (Cádiz B, Cartagena y San Fernando, todos 1-1) antes de que la pandemia del coronavirus interrumpiese y acabase con la temporada 19-20 tras el 8 de marzo. Este curso lo retomó con un empate ante el Marbella y las dos últimas citas, ante Marino y Tamaraceite, cayeron de lado algecirista. Ballesta espera volver a sentarse el domingo en el banquillo tras su cuarentena por haber tenido contacto con un positivo de coronavirus hace ya casi dos semanas.

Una brecha con el rival

Además del premio de los tres puntos y de la satisfacción especial que siempre produce vencer al eterno rival, el Algeciras tiene la posibilidad el domingo de abrir una brecha importante sobre la Balona. Los albirrojos aventajan en siete puntos al vecino y tienen un partido menos. De ganar en casa, la distancia aumentaría a dobles dígitos con toda la segunda vuelta aún por delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios