Algeciras CF

El Algeciras supera el medio millar de abonados

  • El club ya tiene renovados casi la mitad de los carnets que hizo la pasada temporada

  • El efecto Almendralejo, a partir del día 22 con la apertura del plazo de captación

Un grupo de seguidores del Algeciras, en el pasado playoff de ascenso.

Un grupo de seguidores del Algeciras, en el pasado playoff de ascenso. / Erasmo Fenoy

El Algeciras CF ha comenzado la campaña de abonados viento en popa a toda vela. El club del Nuevo Mirador ha rebasado el medio millar de abonos en apenas unos días. Eso quiere decir que la entidad tiene renovados casi la mitad de los carnets que hizo la pasada temporada. Muy buena señal y gran respuesta de la afición.

El algecirismo ha corroborado su entusiasmo con el nuevo proyecto albirrojo para el desembarco en la Primera RFEF. En apenas tres días, ya que la campaña alzó el telón de manera oficial el pasado lunes, más de medio millar de aficionados han renovado su compromiso en rojo y blanco. Es verdad que los más fatigas pudieron hacerlo a través de internet incluso durante el fin de semana.

Y esto es solo la punta de lanza ya que la primera semana de la campaña está dedicada exclusivamente a la renovación de abonos de esos 1.200 que juraron fidelidad cuando la pandemia del coronavirus auguraba fútbol sin público. Hasta el próximo día 21 solo pueden reservar su asiento aquellos que fueron abonados el curso anterior, que además tienen la compensación prometida por la directiva. Será a partir del martes 22 cuando el club abra el plazo para la captación de nuevos algeciristas y es entonces cuando se espera que se refleje el eco del efecto Almendralejo.

Son muchos de esos más de tres mil hinchas que acudieron a la final por el ascenso a Segunda los que están dispuestos a abonarse para la andadura 21-22, para el primer proyecto de la era Félix Sancho. También los hay que no pudieron desplazarse al playoff de Extremadura y que están deseosos por ver fútbol en el Nuevo Mirador en el estreno de una división que promete ser muy atractiva.

Si el efecto Almendralejo se traduce en abonos, el nuevo proyecto del Algeciras no tendrá problemas en moverse entres los tres y cuatro mil abonados, lo cual sería una de las mejores cifras de la historia reciente de la entidad. Y es que el Algeciras ha pasado por épocas muy complicadas con ese millar de incondicionales que siempre están ahí, a las duras y a las maduras, aunque tras el último ascenso a Segunda B, el de Socuéllamos, el club vivió un afloramiento por encima de los dos mil abonados.

Félix Sancho, con todo, se ha mostrado muy ambicioso y apunta por todo lo alto. El empresario burgalés quiere llenar el Nuevo Mirador. Lo consiguió en Burgos con el San Pablo de baloncesto y se lo ha propuesto con los algeciristas. Lo más optimistas del lugar saben que rondar los cinco mil abonados sería una auténtica proeza.

Los precios, por lo pronto, se antojan razonables y, además, cobran más valor aún a sabiendas de que las entradas en taquilla pegan un subidón la próxima temporada en la puesta en marcha de la Primera RFEF. No es fútbol de Segunda B. Ese es el mensaje que todas las partes quieren que cale desde el primer día.

La campaña de abonados solo acaba de echar a rodar. Cubierto el primer hito, el de los 500, el club mira ya a los 1.000. Por delante, todo un verano y un proyecto deportivo aún por conocer pero que tiene sus miras en cotas ilusionantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios