EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Algeciras CF

La firma más ansiada por el Algeciras

  • La actual directiva confía en cerrar pronto el convenio con la Seguridad Social y rematar la sacrificada labor realizada por Nacho Castro y Miguel Ángel García

  • "Es una mochila que vamos a tener que llevar unos años", dice el presidente

La fachada de la Tribuna del estadio Nuevo Mirador. La fachada de la Tribuna del estadio Nuevo Mirador.

La fachada de la Tribuna del estadio Nuevo Mirador. / E. S.

La temporada 2019-20 se ha acabado en Segunda B con la suspensión por el coronavirus, pero el partido más importante del Algeciras CF sigue en juego. El club del Nuevo Mirador continúa su particular negociación con la Tesorería de la Seguridad Social con el deseo de cerrar un convenio de pagos que encauce la deuda heredada: la dichosa losa de un millón y pico largo de euros que atenaza a la centenaria institución desde hace años.

La actual directiva, la que encabeza Nicolás Andión, confía en llegar a buen puerto pronto, firmar un acuerdo y despejar el horizonte económico de la entidad. El presidente, además, quiere culminar la gran labor realizada en los últimos cuatro años por la anterior directiva -en la que él perteneció- y rubricar la sacrificada gestión de dos personas en concreto, los abogados Nacho Castro y Miguel Ángel García, los dos algeciristas que más tiempo de su vida han invertido en mantener a flote legalmente al club.

¿Pero cómo está la situación del Algeciras con la Tesorería? Se preguntan muchos aficionados en una cuestión que ya es cíclica cada cierto tiempo. "En vías de negociación", asegura el mandatario albirrojo, que desde que tomó posesión el 26 de diciembre de 2019 ha convertido este asunto en una prioridad, posiblemente en la máxima prioridad.

La deuda heredada se acerca ya a los dos millones por los intereses

Andión sabe que la rúbrica de este convenio con la Seguridad Social supondría la firma más importante del club en su historia reciente. Desde el proceso concursal, que ya está cerca de ser liquidado, esta deuda es el mayor desafío de una institución que a pesar de todo ha conseguido estabilizarse y competir para volver a estar en Segunda B.

En una charla reciente, el presidente del Algeciras explicó que ya ha tenido un par de reuniones con la Tesorería, resaltó "la buena relación, cercana y amable" entre las dos partes, y el interés mutuo de alcanzar una solución. Lo último que se sabe del convenio es que se encontraba en fase de borrador, a falta de unos últimos flecos.

El convenio es la clave para un futuro solvente

"Lo que está claro que es una mochila que vamos a tener que llevar unos años", dijo Andión en su momento, una frase que ha repetido después en otras intervenciones. No cabe duda de que esa deuda, ya cercana a los dos millones de euros por los intereses acumulados, limitará la capacidad económica del club, pero el convenio abriría muchas puertas ahora cerradas. "Si queremos seguir navegando, ese convenio hay que cerrarlo", sentencia el presidente, que agradece la ayuda como mediador del primer edil de la ciudad, José Ignacio Landaluce. "Nuestro alcalde se está preocupando".

En esta tarea maratoniana -y poco agradecida- figuran Miguel Ángel García y Nacho Castro, dos abogados y exdirectivos, dos algeciristas y colaboradores habituales, las dos personas que más saben de este largo y complejo proceso. En sus manos han estado también otros pleitos y batallas burocráticas -muchas ganadas en los juzgados- que estaban enterradas en las oficinas del Nuevo Mirador cuando la anterior directiva cogió el timón. Atrás quedaron nefastas gestiones y una época de oscurantismo en casi todos los aspectos, afortunadamente para el Algeciras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios