Algeciras CF La Liga de los tres puntos y pico

  • El Algeciras arranca este sábado en Villarrubia la lucha por el golaveraje particular con sus rivales directos por la permanencia

  • A los de Fajardo se le indigestan, por el momento, los equipos de la zona baja

Ganet corre con el balón en el Algeciras-Villarrubia de la primera vuelta. Ganet corre con el balón en el Algeciras-Villarrubia de la primera vuelta.

Ganet corre con el balón en el Algeciras-Villarrubia de la primera vuelta. / Jorge del Águila

El Algeciras CF arranca este sábado en Villarrubia de los Ojos (18:00) la segunda vuelta del campeonato del grupo IV de la Segunda B. Los albirrojos, que cerraron la primera mitad de la temporada con un empate en Granada, repiten fuera de casa y repiten ante un rival directo, aunque esta vez además de los tres puntos se pone en juego el golaveraje particular, un premio extra que puede valer su peso en oro a mediados de mayo.

La visita del Algeciras a Villarrubia abre un capítulo, el de la Liga de los tres puntos y pico, el de los partidos entre los equipos que pelean con uñas y dientes por la permanencia. El Algeciras empieza a jugar por hacerse con el máximo número posible de golaverajes con los conjuntos de la zona baja de la clasificación. En el Nuevo Mirador tienen muy reciente la importancia que tuvo este asunto el pasado curso cuando los albirrojos se aferraron hasta el final a sus opciones para meterse en la liguilla. De hecho, el equipo de Emilio Fajardo se hizo con la cuarta plaza gracias a tener el golaveraje ganado al Xerez DFC, con el que acabó igualado a 77 puntos. Todo un ascenso se cimentó en pequeños detalles con este.

Algeciras y Villarrubia estrenaron la andadura 2019/20 con un empate sin goles en el Nuevo Mirador. Aquella tarde de agosto los locales asediaron sin éxito a otro recién ascendido que demostró valerse de su orden para puntuar en La Menacha. El sábado ambos se cruzan con solo un punto de diferencia en un pulso que refleja a la perfección la igualdad que desprende el pelotón de los mortales del grupo. El Algeciras, imbatido en los últimos cuatro partidos pero incapaz de ganar fuera, es consciente de que tiene una gran oportunidad para acercarse a su objetivo: vencer en Villarrubia sería distanciar a cuatro puntos más el golavaraje al rival más cercano y acabaría con esa asignatura pendiente a domicilio.

El golaveraje clasificó para la liguilla a los albirrojos el pasado curso

¿Cómo tiene el Algeciras los golaverajes a día de hoy con sus adversarios más directos? Los números cantan y dicen que los de Fajardo no ganaron en la primera vuelta a ninguno de los cinco equipos que tienen por debajo en la tabla. Algo que algunos aficionados ya vienen alertando desde antes del primer partido del año. Los del Nuevo Mirador firmaron sendos 0-0 con Recreativo Granada, el colista, y Villarrubia, en el puesto de promoción por la permanencia; igualaron 1-1 en Villarobledo, cayeron goleados en Mérida 4-2 y sufrieron un rapapolvo en casa ante el Talavera 0-3. Lo positivo es que con tres de ellos el golaveraje particular sigue totalmente abierto.

Por encima, el Algeciras tiene mejores perspectivas con un Sevilla Atlético al que vapuleó en el Nuevo Mirador 3-0, un Murcia con el que empató 1-1 en la Nueva Condomina, un Don Benito al que venció 2-0 o un UCAM que asaltó el estadio algecirista 1-2.

El Algeciras ha ofrecido, casi siempre, su mejor nivel ante oponentes de talla y lo refrendó en el último tirón de 2019 ante Balona, Marbella o Recreativo de Huelva. Aunque todos los puntos valen igual a la hora de sumar, en este 2020 a los de Fajardo les convendría puntuar más frente a los rivales que van a estar abajo porque, como ya ha quedado dicho, los golaverajes aportan unos ases en la manga que en un momento dado pueden decantar la partida final y marcar la diferencia entre el cielo y el infierno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios