Algeciras Club de Fútbol El algecirismo, entendido como una herencia

  • El emotivo recuerdo de Clara, una aficionada albirroja, a su abuelo Francisco

Clara, la protagonista del emotivo video del Algeciras Club de Fútbol Clara, la protagonista del emotivo video del Algeciras Club de Fútbol

Clara, la protagonista del emotivo video del Algeciras Club de Fútbol

“Me llamo Clara, y no sé cómo ni por qué nací #Algecirista”, así comienza la emotiva carta que una jovencísima aficionada del Algeciras Club de Fútbol ha enviado al club y que la entidad de La Menacha ha hecho pública a través de sus redes sociales. Es la demostración de que el algecirismo está más vivo que nunca y se renueva de generación en generación como la mejor de las herencias.

“Mi madre siempre me cuenta que mi abuelo era un loco del Algeciras, no faltaba un domingo al estadio, un aficionado de toda la vida, y miembro desde muy joven de la peña La Bufanda. Quizás es verdad eso de que esta pasión especial se hereda”, reflexiona en su escrito clara, que ha sido protagonista de uno de los vídeos promocionales de la entidad que preside Nicolás Andión.

“Ser la protagonista del video algecirista, ha hecho que mi madre me cuente muchas de las historias rojiblancas de mi abuelo Francisco, me ha unido de una manera muy especial a sus recuerdos, a su pasión, a su #sentimiento, a su algecirismo” continúa.

“Recuerdos de una familia y amigos que iban los domingos a pasar el día al campo, pero mi abuelo siempre se iba antes para acudir a la cita con su Algeciras, era su ritual sagrado; sus alegrías y enfados en cada partido; y ese “¡Te quiero más que a mi vida!”, un grito de mi abuelo que mi madre nunca olvidará en el extinto Mirador, y que revivimos cada domingo que juega nuestro Algeciras, en los que mi madre dice ver con sus propios ojos en mí esa #pasión que sentía mi abuelo por estos colores”, suscribe.

“Estoy segura que desde un rincocito de la grada, con su bufanda, con una mirada de orgullo e identidad , mi abuelo estuvo viendo como grabábamos cada fotograma, cada toma, cada segundo de un video que es un pedacito más de estos 111 años de historia”, finaliza. “Una historia que es difícil describir con palabras, que nunca termina y que, a cada paso que da, se hace más grande. Esto es solo el principio de muchas cosas que están por venir”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios