Xerez CD - UD Los Barrios | La crónica (1-0) La Unión vuelve a la mortalidad

  • La UD Los Barrios cae por la mínima ante el Xerez CD y se sale de las cuatro primeras plazas

  • Los gualdiverdes truncan una racha de catorce jornadas sin conocer la derrota

El gualdiverde Sergio Iglesias pugna por el balón con un xerecista. El gualdiverde Sergio Iglesias pugna por el balón con un xerecista.

El gualdiverde Sergio Iglesias pugna por el balón con un xerecista. / Miguel Ángel González

La Unión Deportiva Los Barrios vuelve a codearse con los mortales. Los gualdiverdes se salen de los puestos de privilegio y son quintos después de caer por la mínima ayer ante el Xerez CD. El gol de David Narváez cortó, además, una racha de catorce encuentros sin perder de los barreños, pese a que los xerecistas jugaron en inferioridad los últimos 25 minutos debido a la expulsión de Amin. 

La Granja consiguió ayer lo que sólo el Utrera pudo hacerle a la Unión en los últimos 24 partidos: ganarle a los de la Villa. Carlos Ríos –con el objetivo de mantener al equipo entre los cuatro primeros– estrenó su balance de derrotas con los gualdiverdes, sólo una semana después de tomar el mando de la caseta. Casualidades del destino han hecho que esta derrota, tan permitida como que un traspié puede ocurrirle a cualquiera, saque a la UD Los Barrios de las cuatro primeras plazas, lo que habla de lo competitivo del grupo X de Tercera.

En lo que se refiere el encuentro, marcado por el viento, arrancó con dos equipos que se respetaban al máximo y que no querían sobresaltos. De hecho, apenas hubo oportunidades claras. La grada, eso sí, se encendió en el minuto 33, cuando Chata fue golpeado por Sergio Iglesias pegado a la línea lateral del área. La pena máxima parecía clara. El árbitro la señala, Sergio Narváez colocaba el balón en el punto de penalti pero el colegiado, de forma sorprendente, dio marcha atrás a instancias de su asistente, mucho peor colocado que él y a más de veinte metros de la jugada.

Los Barrios apenas inquietó y sólo le vio la cara a Fran en el minuto 45, con un lanzamiento de Alan que atajó abajo el meta azulino sin problemas. La Unión, con el viento en contra, se mostraba segura y como un bloque compacto y al que era complicado superar.

En la segunda mitad, la primera acción de peligro fue del Deportivo. Tras una larga jugada de ataque, Pedro Carrión remató de cabeza en semifallo después de un centro-chut de Chata (47’) y en el 57’, un libre directo desde la frontal del área botado por Amin lo atrapó Zamora muy seguro.

Y el guardameta exxerecista se iba a convertir en protagonista poco después nuevamente. En el minuto 63, salvó a Los Barrios del primero. Salió a pies de Chata, aguantó el tipo y desvió con los pies el tiro del centrocampista, que no se creía cómo el portero le había tapado a la perfección el hueco.

Lo peor de la tarde estaba por llegar. Amin, en una acción impropia y que le debería de costar muy caro a nivel disciplinario por parte del club, realizó una falta innecesaria sobre Sergio Iglesias en el centro del campo que le valió la segunda tarjeta amarilla. Dejaba a su equipo con diez cuando más lo intentaba. Era el minuto 66. 

Todo hacía indicar que Los Barrios iría a por el partido y arriesgaría pero no fue así. Goma salió del terreno de juego y entró Dani Hedrera en el centro del campo. Su equipo sólo tuvo una opción y fue a balón parado. Una falta en la frontal del área la lanzó Mario y la atajó Fran seguro y sin problemas.

Tocaba remar en inferioridad y con un árbitro sibilino que lo pitaba todo en contra. Un partido condenado al cero a cero lo desatascó David Narváez (86’), que fue el más listo de la clase y aprovechó un mal despeje de Paco Borrego para abrir la lata y batir a Zamora. El balón quedó suelto en el área y el xerecista no perdonó.

El delirio llegó a una grada que festejó el tanto a lo grande. Era la justa recompensa al trabajo y a la perseverancia azulina ante una Unión que defraudó, que no demostró la posición que ocupa en la tabla, se conformó con el empate y acabó perdiendo.Aún así, en el último minuto del descuento, el pichichi Forján tuvo el empate con un gran remate de cabeza tras un lanzamiento de saque de esquina efectuado por Juanma que no entró de milagro, se marchó fuera por centímetros. Los gualdiverdes sólo apretaron con el marcador en contra y cuando era ya muy complicado hacer daño a un Deportivo entregado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios