Deportes

El Villamarín pide puntería

  • El Betis recibe al Athletic con la necesidad de reencontrarse con el gol

Kaptoum, Javi García, Tello y Guardado, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva Luis del Sol. Kaptoum, Javi García, Tello y Guardado, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva Luis del Sol.

Kaptoum, Javi García, Tello y Guardado, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva Luis del Sol. / juan carlos vázquez

Eduardo Berizzo regresa a Sevilla al mando del Athletic para medirse al Betis de Quique Setién. Serán dos proyectos ambiciosos, llamados a ocupar plazas altas de la tabla, los que se crucen en el Benito Villamarín.

Tras empatar el jueves en su estreno en Liga Europa ante el Olympiacos, el conjunto bético retorna al campeonato liguero con la prioridad de traducir sus sensaciones en goles, pues sólo ha logrado uno en los cinco partidos que ha jugado en lo que va de campaña.

El cuadro de Setién está disfrutando de protagonismo y ocasiones, pero no logra atinar en los metros finales. Saldrá a su estadio siendo fiel a su apuesta: adueñarse del balón y salir desde atrás con sus tres centrales. Se espera que el técnico cántabro devuelva la titularidad a Pau López -pese al buen debut de Joel en Grecia-, a Bartra y a Júnior, a quienes concedió descanso en competición europea.

Las incógnitas corresponden al lateral diestro, donde Francis y Barragán se disputan el puesto, y al centro del campo.

Ante el estado físico de William Carvalho, quien se ha perdido los últimos compromisos por una lesión muscular, Setién deberá decidir entre Javi García o Guardado en el rol de distribuidor. La posible titularidad de Giovani Lo Celso, aún inédito en Heliópolis, es otro de los grandes alicientes.

El Athletic, por su parte, buscará contrarrestar la propuesta verdiblanca después de su buena actuación ante el Real Madrid en la pasada jornada, en la que incomodó al equipo de Lopetegui siendo muy agresivo en la presión.

Se especula con que ElToto Berizzo pueda cambiar de sistema y dejar a un lado su habitual 4-3-3, una opción que el propio técnico comentó el viernes. Quizás movido por las posibles bajas de Muniain y Aduriz, en duda. Los bilbaínos ganaron en cinco de sus ocho últimas visitas al Villamarín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios