real balompédica linense

Víctor, otro Ayala en blanco y negro

  • El meta juvenil, que lleva dos semanas en la convocatoria del primer equipo, pertenece a la conocida estirpe de futbolistas linenses y es nieto de otro conocido exbalono, Emilio Orillo

Víctor Ayala realiza una parada durante un entrenamiento con la Balona en la Ciudad Deportiva. Víctor Ayala realiza una parada durante un entrenamiento con la Balona en la Ciudad Deportiva.

Víctor Ayala realiza una parada durante un entrenamiento con la Balona en la Ciudad Deportiva. / jorge del águila

Víctor Ayala casi no tenía otro remedio que postularse desde pequeño a pelotero. Su apellido, al menos en La Línea, no puede ser más futbolero. Es descendiente directo de esa prolífica saga que allá por los cincuenta defendió la camisola de la Real Balompédica y su abuelo era nada menos que otro exalbinegro, Emilio Orillo. Lo que no es tan normal es que con esos genes le diese por jugar de portero, pero de eso tiene la culpa un bético, Javi Rojas. Lo cierto es que aunque lleva casi dos años entrenándose con regularidad con la primera plantilla de la Real Balompédica, desde hace dos semanas es miembro de pleno derecho de la misma, porque ha comparecido en las dos últimas convocatorias de Julio Cobos. Otra pica en Flandes de la cantera.

Víctor Ayala dio sus primeros pasos en el Deportivo Calderón, después jugó en Los Olivillos y en el CD San Roque y desde su último año como cadete pertenece a la Real Balompédica, que, después de haberle hecho jugar en más de un amistoso, ya le ha dado la oportunidad de entrar en dos listas, en competición oficial.

"Yo siempre entrenaba con la ilusión de que un día me llegaría la oportunidad. Es la ventaja de estar en un equipo como éste, que apuesta por la cantera. De momento ya he estado en el banquillo y ahora el siguiente objetivo es jugar", comenta el guardavallas, que compatibiliza el deporte con sus estudios de segundo de Bachillerato en horario nocturno en el Instituto Tolosa y con sus esfuerzos denodados por disponer del carnet de conducir.

"Yo creo que soy un portero rápido bajo los palos, con buenos reflejos, que intenta mantener siempre la concentración", explica Víctor Ayala, que se deshace en elogios para Javi Montoya y Alberto Martínez, de quienes dice que no pierden la oportunidad de conducir su periodo de aprendizaje. "Siempre me están diciendo qué debo hacer en el uno contra uno, cómo salir en los balones aéreos… son dos tíos fantásticos".

El cancerbero asume que las dos últimas semanas han sido "diferentes". "Aunque a mí siempre me han tratado como uno más en el vestuario, quieras o no te sientes más integrado en la plantilla", recalca Víctor, que hasta hace diez días jugaba con el equipo juvenil, al que volverá cuando se reponga de su lesión Javi Montoya.

"Hasta ahora no se ha dado la circunstancia de que piense que voy a saltar al campo, pero si eso pasa intentaré dar el nivel", defiende el guardarredes. "Yo pienso que estoy preparado, para eso trabajo cada día con la máxima intensidad".

Víctor Ayala, cuyo ídolo es Iker Casillas, será uno de los grandes beneficiados por la creación de ese filial de categoría senior que la directiva de Raffaele Pandalone prepara para la temporada próxima. "Ahora creo que los mejores son De Gea y Ter Stegen", recalca antes de comenzar una nueva sesión de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios