Baloncesto | Fase final de ascenso a la LEB Plata La derrota más dulce de Udea (89-85)

  • Los algecireños, con el ascenso en el bolsillo, cierran la final a cuatro con una derrota ante Tarragona 

  • Javi Malla da protagonismo a los menos habituales ante una hinchada que arropa

Udea posa con el trofeo de campeón de la final a cuatro celebrada en Algeciras. Udea posa con el trofeo de campeón de la final a cuatro celebrada en Algeciras.

Udea posa con el trofeo de campeón de la final a cuatro celebrada en Algeciras. / Rafael Cerpa

Udea cumplió este sábado con el trámite de cerrar la tercera jornada de la final four ante su público y lo hizo con derrota ante el colista del grupo 3, el CB Tarragona (89-85). Los de Javi Malla, ya ascendidos a LEB Plata tras su histórico triunfo el día anterior sobre el Ardoir navarro, sufrieron su derrota mas dulce de la temporada, en la que el técnico algeciño dio protagonismo a algunos de los menos habituales y que no habían tomado parte en la acción en esta fase. La fuente del Milenio se queda sin celebración, aunque en principio había previsión de ir.

Koyanouba salió prácticamente para darse un homenaje en el salto inicial y Jabs Nebwi ni siquiera se vistió. Sólo Andrew Kelly (27 puntos y 35 de valoración) aguantó en pista en los cuatro parciales y compartió protagonismo con Miki Ortega, que desde mitad del tercer cuarto no volvió salir a la cancha. Rubén Perea cuajó una gran actuación, muy incisivo desde el perímetro (17 puntos y 25 de valoración).

El técnico de La Bajadilla puso en liza a Sergio Malla (12 puntos y 11 de valoración), que fue al que más le cundieron los minutos en pista. Ismael Auchel y Samu Ortiz también gozaron de minutos.El marcador no tomó grandes diferencias desde el primer cuarto, en el que Udea se marchó tres abajo (23-20). Los algecireños practicaron un baloncesto de aquel que se sabe sin presión, pero como ganador ambicioso, buscó cerrar con pleno su participación en la final a cuatro celebrada en Algeciras.

Sam Buxton y Sergio Malla salieron al auxilio de Udea en el segundo intervalo, con un Tarragona constante y sin arrojar la toalla en ningún momento. Los locales se marcharon sisete puntos arriba, pero el conjunto tarraconense quería marcharse con un triunfo y azuzó para apurar la diferencia (39-42).

De regreso a la pista Miki despareció del mapa y el peso de la contienda recayó sobre los de la casa. Rubén Perea, Juanmi López, Malla, Auchel... y Kelly, siempre Kelly para mantener a flote a Udea en momentos de necesidad. El dueto arbitral no gustó mucho a la hinchada local con alguna que otra decisión quisquillosa dada la poca trascendencia del choque. A Miki y Javi Fernández se le pitó dos técnicas en los instantes más descentrados de los anfitriones para igualar al máxima la contienda (62-63).

El último cuarto se hizo eterno y Udea acabó sucumbiendo ante el orgullo del Tarragona, que con un parcial de 11-0 tomó ventaja en el electrónico hasta el final. Kelly tiró del carro y la grada entonó el ‘campeones, campeones’ para dar el último empujón a los suyos. Los catalanes acabaron ajusticiando con su constancia desde el tiro libre y hacer imposible la victoria en los segundos finales, que se quedó muy cerca (89-85).

Udea tomó la copa de campeón y amagó la celebración en la fuente del Milenio...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios