Deportes

El Trofeo busca campeón inédito

  • El Cádiz, que perdió una final en sus cuatro participaciones, y el Mallorca, que debuta, se juegan hoy el título del torneo linense

  • Pita el mejor árbitro de Primera y será utilizado el VAR

El sanroqueño Stoichkov, durante el Balona-Mallorca del pasado jueves. El sanroqueño Stoichkov, durante el Balona-Mallorca del pasado jueves.

El sanroqueño Stoichkov, durante el Balona-Mallorca del pasado jueves. / jorge del águila

El añejo Ciudad de La Línea inscribirá esta noche un nuevo campeón en su palmarés. Cádiz CF y Real Mallorca, ambos de la Segunda división e invictos en esta pretemporada, disputan (20:30) en el Municipal el tercer partido de la XXXI edición, concebida como un triangular. A todos los efectos lo que sea juega esta noche es una final, ya que unos y otros derrotaron a la Real Balompédica por idéntico resultado (2-0), de manera que del marcador del desenlace de este duelo, incluso si se resuelve en la tanda de penaltis, dependerá el nombre del club que levanta la entrañable ensaladera que elabora la madrileña Joyería Alegre.

El partido será dirigido por el colegiado extremeño de Primera división Jesús Gil Manzano, que comparece en el Municipal un día después de recibir el premio que le acredita como el mejor árbitro del curso pasado. EL curioso del caso no es que venga un juez de la máxima categoría a un partido entre segundas, lo peculiar es que Gil Manzano estará auxiliado por el VAR, como una prueba más de ese periodo de adaptación al videoarbitraje que están llevando a cabo todos los trencillas de la categoría reina.

No es nada nuevo que esta competición sirva de banco de pruebas para las novedades que introduce el reglamento. De hecho, fue en el torneo linense en el que se mostró la primera cartulina admonitoria (entonces de color blanco y no amarillo) en el arranque de la década de los setenta del pasado siglo. También fue desde La Línea desde donde una cadena privada de televisión, en concreto Antena-3, emitió un encuentro de fútbol. El internacional Antonio Maceda ejerció de comentarista ese día.

El Cádiz-Mallorca de esta noche abre la puerta a ver de qué lado se decanta la afición de La Línea, que es muy posible que tenga el corazón dividido, que no partido, porque no hay motivos para ello.

Por un lado pesa y mucho la presencia del Cádiz, un equipo que está archidemostrado que a la sombra del Peñón juega como en un segundo Carranza y cuya hinchada vive una envidiable relación de hermanamiento con la albinegra. Seguramente si el rival fuese cualquier otro no habría debate, pero en el Real Mallorca juega el sanroqueño Diego Molina Stoichkov, que, como quedó patente el jueves en el partido que abrió la competición cuando recibió una entrañable ovación al ser sustituido, goza del cariño de los balonos.

La final pone frente a frente a un equipo, el Cádiz, que tiene cuatro participaciones a su espalda en esta añeja competición y a un Real Mallorca que jugó un trofeo Real Balompédica, pero nunca un Ciudad de La Línea.

Los cadistas llegaron incluso a una final, allá por el mes de agosto de 1983, pero ni siquiera la presencia de Mágico González, que cuajó un partido soberbio, impidió que el trofeo acabase en manos de los futbolistas del Atlético de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios