fútbol lTercera división

Tirón de orejas antes de visitar Algeciras

  • El Portuense, silbado por su parroquia tras perder en casa ante el Marinaleda y la Peña Rociera, enciende las alarmas

Comentarios 2

El Algeciras recibirá el próximo domingo a un Racing en alerta. La derrota ante el Marinaleda ha hecho saltar las alarmas en el Portuense, un club paciente con su cuerpo técnico en los últimos tiempos, pero acaba de dar un toque de atención al vestuario que comanda el exbalono David Galisteo.

Tras la disputa de catorce jornadas, el Racing ocupa la decimoquinta posición, con 15 puntos, a sólo cuatro del descenso, que marca un Murallas empatado con Cádiz B y Conil. La entidad del Cuvillo echa un vistazo al calendario y es consciente de lo que le viene ahora: la visita a Algeciras y justo después el recibimiento al intratable líder de la categoría, el Sanluqueño.

Las derrotas en el Cuvillo ante Peña Rociera y Marinaleda, dos rivales directos por la permanencia para el Portuense que se impusieron pese a denotar serias deficiencias, y el empate ante el Arcos, otro de los conjuntos que huye de la Primera Andaluza, han provocado serias heridas en la afición, que el pasado domingo llegó a pitar a jugadores y cuerpo técnico, algo bastante inusual en una parroquia que tiende a entender las limitaciones de un club inmerso en Ley Concursal, al igual que los albirrojos.

El presidente, Ignacio Corzo, admite que "muy tranquilos no estamos, pues lo cierto es que no esperábamos perder contra el Marinaleda". Corzo se apresuró a señalar que las bajas que presentaban los rojiblancos "no suponen excusa para la derrota". "Queremos hablar con Zafra [director deportivo del Racing] y conocer cuál es la actitud de los futbolistas", reseñó el mandatario, quien mostró su confianza en que el cuerpo técnico "saque adelante la situación utilizando una plantilla capacitada para ello". Corzo, quien apunta que antes de proceder a cualquier cambio en el banquillo "habría que informar a la administradora concursal" le pide "paciencia" a una hinchada cuya protesta se le antoja comprensible. El presidente de la entidad asevera que su junta se encuentra "abierta para todo" y entiende que "ahora tienen que aparecer los racinguistas y colaborar en vez de criticar por detrás".

El director deportivo, Javier Zafra, asume que el plantel se ha complicado la existencia, si bien apunta que "todavía queda muchísimo". El roteño asume la mala actuación frente al Marinaleda, así como la nefasta circunstancia de ceder puntos con los equipos que, como el Racing, luchan también por mantener la categoría. Con todo, el director deportivo manifiesta su confianza en el técnico, David Galisteo, y la plantilla, analizando la necesidad de sumar una victoria para "romper la dinámica". "No nos planteamos fichajes, sino recuperar a los efectivos lesionados, como Kike o Iván", apuntó Zafra, quien enjuicia que "tenemos equipo para mantenernos en Tercera en el momento en que todos los jugadores se encuentren físicamente bien".

Javier Zafra afirma que la falta de experiencia "nos ha hecho perder partidos clave en los momentos finales", por lo que entiende prioritario corregir errores "en una competición muy igualada".

Por su parte, el técnico, David Galisteo, asume que sus hombres deben "mejorar y recuperar la ilusión y las ganas de hacer las cosas bien". "La situación no resulta cómoda, pero todavía nos mantenemos cuatro puntos por encima del descenso y hay que recordar que nuestro objetivo es el de la permanencia", insiste Galisteo, que se define "tranquilo", toda vez que "los entrenadores estamos cuestionados desde el primer día en que firmamos".

El Portuense, así pues, visitará La Menacha tras el rapapolvo de sus fieles y el tirón de orejas de los dirigentes. Los racinguistas se las verán con un Algeciras que perdió tras ocho jornadas sin hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios