baloncesto semifinales liga acb

El Real Madrid reacciona

  • Tavares y Carroll amarran el 1-0 para el Madrid, a pesar de su mal inicio

El madridista Sergi Llull esconde la pelota ante Markus Eriksson en una entrada a canasta. El madridista Sergi Llull esconde la pelota ante Markus Eriksson en una entrada a canasta.

El madridista Sergi Llull esconde la pelota ante Markus Eriksson en una entrada a canasta. / kiko huesca / efe

Edy Tavares y Jaycee Carroll, dos ex jugadores del Herbalife Gran Canaria, fueron los principales artífices del 1-0 del Real Madrid, que consiguió la victoria por 88-70 en el primer partido de semifinales de la Liga Endesa.

El Madrid cumplió con el papel de favorito, aunque tardó en ponerse en situación, mientras que el equipo canario comenzó bien, pero sufrió el tremendo desgaste de los últimos días. Algo que, ante un equipo como el que entrena Pablo Laso, acaba pasando factura.

Una mala puesta en escena del Madrid, con ausencia casi total de rebotes y una defensa permisiva -sobre todo con Nikola Radicevic y Luke Fischer, que firmaron siete puntos cada uno en los primeros cinco minutos-, catapultó al Gran Canaria en el marcador, que lució un 4-16 favorable a los canarios.

Laso pidió tiempo muerto para meter presión y tensión a sus jugadores, a los que se dirigió sin morderse la lengua. "¿Qué creéis, que vais a ganarles andando? ¿Andando? ¿Qué creéis, que no han venido a jugar? ¿Os vais a poner?", se le escuchó en el banquillo.

Fueron las entradas de Sergio Llul, Tavares y Rudy Fernández las que consiguieron, poco a poco, ir frenando la sangría defensiva e imprimir la tensión competitiva que necesitaba el conjunto blanco.

El 14-22 con el que acabó el primer cuarto fue casi lo mejor para un Madrid que perdió en rebotes (5-12) y que no anotó desde la línea de tres.

Carroll fue el primero que abrió la espita de los triples, con dos consecutivos en el inicio del segundo acto, para que el equipo insular sintiera ya el aliento en el cogote, pues el marcador se puso 23-26. Más lo sintió tras el 25-26 que cerró un parcial de 11-4 en los tres primeros minutos. Ya no había duda: el Madrid había despertado y doblegarlo se antojaba muy difícil.

Otro triple, esta vez de Llull, puso la igualada a 28 en el marcador y en el minuto 15 llegó la primera ventaja del Madrid (31-30). El trabajo defensivo y ofensivo de Rudy tuvo mucho que ver en esta recuperación.

A partir de aquí llegó otro parcial demoledor de 10-0, para un 40-30 (minuto 18.35). La situación se volvió como un calcetín. El Madrid defendió, reboteó, movió el balón en ataque y dominó el juego con solvencia. Con Tavares sembrando el pánico, como es habitual.

Baste decir que del minuto 15 al 20 el Herbalife anotó dos puntos, hasta el 42-32 con el que se llegó al descanso.

El inicio del tercer cuarto no fue mucho mejor para los canarios, con un 7-0 en el primer minuto y medio de juego. En 16 minutos el Madrid pasó de perder por 12 puntos (4-16) a ganar por 17 (49-32), tras un parcial demoledor de 45-16.

Con el Madrid alcanzando la velocidad de crucero y la desventaja en el marcador, el Gran Canaria comenzó a tirar de orgullo ante la falta de fuerzas por el esfuerzo realizado los últimos días.

El juego del campeón de Europa comenzó a fluir con naturalidad e independientemente del resultado en cada momento estuvo claro que el partido se decantó por completo. Al final del tercer cuarto, 62-49.

El equipo de Luis Casimiro se puso a diez puntos del Madrid, 64-54 (minuto 31.30), ante la inacción de los locales, pero la salida de Tavares volvió a cortar de raíz cualquier intento de sublevación en el luminoso.

Con Carroll y Rudy de nuevo en pista, además del trabajo habitual del incombustible capitán Felipe Reyes, el Madrid se dirigió sin sobresaltos hasta el 88-70 final para conseguir el 1-0 en la eliminatoria. El martes será el segundo asalto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios