Real Balompédica Linense

Rafa Navarro, de vuelta a casa

  • El zaguero sevillano admite que se le quedó "una espinita clavada" al no poder continuar en la Balompédica

  • "Siempre tuve la sensación de que nuestros caminos volverían a cruzarse", dice

Rafa Navarro se dispone a despejar en un duelo con la Balona de la temporada 2016-17. Rafa Navarro se dispone a despejar en un duelo con la Balona de la temporada 2016-17.

Rafa Navarro se dispone a despejar en un duelo con la Balona de la temporada 2016-17. / e.s.

Comentarios 1

La vuelta Rafa Navarro (Sevilla, 10 de abril de 1996) a la Balona, anunciada por el club el pasado sábado, casi no se puede considerar un regreso propiamente dicho. Más bien es como si nunca se hubiese ido. El lateral diestro llegó en el mercado de invierno de la 2016-17 y dejó impronta de jugador solvente. El Mérida -que lo había cedido- reclamó su regreso a la capital extremeña, pero tanto el propio jugador como la Balompédica aceptaron la decisión a regañadientes. Después de una temporada a medio camino entre Marbella y Badajoz, ya está de nuevo en casa. En la que él quiere que sea su casa. "Yo siempre tuve la sensación de que antes o después volverían a cruzarse nuestros caminos", confiesa el zaguero.

"Es verdad que me quedé con la espinita clavada de seguir jugando en la Balona, pero el fútbol a veces te brinda otras oportunidades y afortunadamente se han dado las condiciones para volver, de hecho las negociaciones duraron muy poco porque la voluntad de las dos partes era volver a encontrarnos", subraya el jugador, que recalca que su posición favorita es la de lateral derecho, pero que se considera "polivalente" porque a lo largo del último curso no solo se ha desenvuelto como central, algo más o menos frecuente a lo largo de su carrera, sino también como lateral zurdo.

Me ha dado mucha alegría que todos los comentarios tras mi fichaje sean positivos"

"Mi principal objetivo a título personal es conseguir empezar y terminar la temporada en el mismo equipo y estoy convencido de que la Real Balompédica me va a proporcionar la oportunidad de hacerlo", comenta.

"Me ha dado mucha alegría comprobar que desde que se anunció mi fichaje todos los comentarios que he leído son en tono positivo, eso se agradece mucho, porque supone que dejé buenas sensaciones en mi paso por allí, aunque yo quiero mejorarlas y ayudar lo máximo posible al equipo", explica.

"Había muchos motivos para volver a La Línea, porque por lo que me han contado tanto Mario Galán como el presidente están elaborando un proyecto ambicioso y eso siempre supone un estímulo", abunda Rafa Navarro.

"Todos sabemos como es este grupo, que hay que tener los pies en el suelo, saber que lo primero es agarrar la permanencia, pero a partir ahí hay que pensar en quedar lo más cerca de las cuatro primeras posiciones y nada nos impide soñar con jugar un play-off", reflexiona.

Navarro, que no conoce personalmente al nuevo técnico Jordi Roger, entiende que será "muy fácil" volver a la caseta, por un lado porque conoce a buena parte de sus inquilinos y por otra porque "ese vestuario siempre ha recibido muy bien a los que íbamos llegando".

"Reconozco que estoy deseando volver, porque mi recuerdo de mi paso por allí es muy bueno", acaba. "Jugar en la Balona me permitió sentirme de nuevo persona y sobre todo futbolista después de unos meses muy complicados".

Rafa Navarro es consciente de que le espera una dura competencia en el costado derecho de la zaga, ya que el otro inquilino de esa plaza es el experimentado Sergio Rodríguez. "Me parece perfecto. Cuanta mayor sea la competitividad en el grupo, siempre que sea sana, incrementa el nivel del grupo y al final de eso nos beneficiamos todos".

Por si acaso, Rafa Navarro vuelve a deslizar: "Además tengo la ventaja de que puedo jugar en otras demarcaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios