fútbol liga santander

Messi y los fichajes se miden a Boca

  • El popular cuadro argentino servirá para calibrar el nivel del nuevo Barcelona antes de arrancar la Liga

Carlos Tévez, en el centro, en el entrenamiento de Boca Juniors en Barcelona. Carlos Tévez, en el centro, en el entrenamiento de Boca Juniors en Barcelona.

Carlos Tévez, en el centro, en el entrenamiento de Boca Juniors en Barcelona. / alejandro garcía / EFE

El Barcelona del argentino Lionel Messi eligió al Boca de su compatriota Carlos Tévez para hacer mañana la puesta de largo de sus nuevos fichajes en el Trofeo Joan Gamper.

Así, en un Camp Nou que se llenará de fans ávidos de ver a sus ídolos, el campeón de la Liga española y el bicampeón de la Superliga argentina rivalizarán por una victoria de prestigio en el arranque de una temporada en la que ambos quieren ganar todo.

La expectación es grande, pese al carácter amistoso del choque. A punto de arrancar la Liga, la hinchada culé apenas pudo ver al vigente campeón el pasado domingo en el ajustado triunfo sobre el Sevilla en la Supercopa de España. Fue el primer título de la temporada para los dirigidos por Ernesto Valverde, que hoy tendrá la ocasión de seguir perfilando el equipo de cara al primer partido del torneo doméstico, el sábado frente al Alavés.

Dos meses y medio después del fin del pasado campeonato, los hinchas tienen ganas de comprobar cómo evoluciona un grupo que, en lo que va de mercado, incorporó a los brasileños Arthur y Malcom, al francés Lenglet y al chileno Arturo Vidal.

El ex volante del Bayern Múnich, que apenas dispuso de unos minutos frente al Sevilla, será una de las grandes atracciones de una presentación que, como siempre en la última década, tendrá en Messi al mayor atractivo. Un Messi que, según la prensa argentina, no jugará los amistosos que tiene progframados la albiceleste de aquí a final de año, lo que siembre la duda sobre su continuidad en la selección.

Convertido en primer capitán del Barcelona tras la marcha de Iniesta, el astro argentino se enfrentará por primera vez al vigente campeón de su país con el objetivo de alzar su segundo trofeo de la recién iniciada temporada. La última vez que Boca disputó el Gamper, en 2008, Messi estaba aún de descanso, después de liderar a la Argentina en su conquista del oro olímpico en Pekín.

Entonces, como en las cuatro ocasiones anteriores en las que los sudamericanos disputaron el torneo de verano del Barcelona, el trofeo se quedó en las vitrinas azulgranas.

Hoy, con VAR incluido, Boca pretende cambiar la historia y regresar a Argentina con un triunfo que lo reafirme antes de la segunda jornada del campeonato doméstico y de la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores frente a Libertad de Paraguay. "Tenemos la obligación de ser Boca más allá del rival y del partido que sea", advirtió Guillermo Barros Schelotto, el entrenador argentino, justo antes de volar hacia la capital catalana.

"Más allá del cansancio, el jugador tiene en la cabeza que va a enfrentar al Barcelona, a Messi, y quiere ganar", añadió el técnico de Boca, sin desvelar qué once presentará ante los azulgrana.

Todo apunta, no obstante, a que el campeón de los dos últimos torneos argentinos se desplegará en el Camp Nou con su mejor equipo y se presentará como un excelente rival para calibrar el punto de forma y de acople de los azulgrana.

El Xeneize, que ya se estrenó en el campeonato de su país con una victoria ante Talleres de Córdoba y lleva más tiempo trabajando con todos sus hombres, exigirá a un Barcelona aún muy poco rodado a días para que comience la Liga.

"Venimos con ánimos de hacer un buen papel y hacer lo mejor para el club", afirmó Carlos Tévez. "Siempre jugar contra Messi o para él me hacía feliz, así que ahora voy a ser feliz por enfrentarlo y mirarlo más de cerca", dijo el Apache antes de partir des Buenos Aires.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios