Melilla - Udea Algeciras | La crónica (70-68) Udea, sin premio en la 'ruleta' de Melilla

  • Los de Malla caen ante un rival directo en el primer partido de 2021

  • Miki Ortega reclama falta en el triple fallado en la última jugada

Miki Ortega se juega un triple en Melilla. Miki Ortega se juega un triple en Melilla.

Miki Ortega se juega un triple en Melilla. / Udea

Udea ha saldado con una ajustada derrota (70-68) su visita a Melilla en el partido ante el CAM Enrique Soler. El equipo de Algeciras tuvo opciones de llevarse el triunfo hasta el último segundo en el primer duelo de 2021, el correspondiente a la duodécima jornada de la Conferencia Oeste de la LEB Plata.

El conjunto que entrena Javi Malla volvió a vivir ese cara o cruz final que ya se ha convertido en habitual esta temporada tan atípica, marcada totalmente por la incidencia del coronavirus en los equipos. Udea tuvo un triple final de Miki Ortega para ganar en Melilla, un balón que no entró y en el que los de Malla reclamaron falta personal.

Impulsado por su buen final de año y la victoria ante Gijón, Udea saltó al pabellón melillense con ritmo. El intercambio de canastas inicial dejó una ventaja local que obligó a Malla a parar el crono con 11-4. Los triples tardaron en llegar pero cuando lo hicieron Udea despegó y dejó el luminoso con 19-16 en el primer cuarto.

Los de Malla siguieron la tónica y se pusieron por delante en el segundo cuarto. Melilla chocó con la defensa udeísta y el cuadro visitante se marchó al descanso por delante con 29-32. Los pívots marcaban diferencias, con Mor Niang y Bola Olaniyan escoltando a Miki Ortega en anotación. En el bando rival, un ex como Erik Kalinicenko sostenía a Melilla.

El lituano impulsó al Enrique Soler en el tercer cuarto. Miki respondía desde el otro lado y el encuentro se jugaba con máxima igualdad y pocos puntos. Un triple dio la delantera a Melilla con 48-45 a falta del cuarto decisivo.

Melilla no aflojó desde la línea de triple y Kalinicenko se vistió de verdugo con una de esas rachas que solía enganchar la pasada temporada. Udea no cedía y con puntos de Thiam y de Miki se agarraba al tanteador. A un minuto del final la diferencia apenas era de dos minutos. Melilla dio un tirón pero Udea se aferró de la mano de Miki Ortega. El base linense se jugó el último triple con apenas un segundo de reloj y falló. Los udeístas reclamaron falta en el tiro, lo que habría dado tres lanzamientos a los de Malla para voltear el 70-68 definitivo.

Con esta derrota, Udea se queda con un balance de 4-8, el mismo que el Enrique Soler Melilla, que le adelanta en la clasificación del grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios