Deportes

"Jugar en el Villamarín nos estimula... a los dos"

  • El preparador serbio resta importancia a la opción de auparse a la primera plaza y vaticina que la Balona "acabará arriba"

El entrenador del Betis B, Hristo Vidakovic, está convencido de que el hecho de que el partido que enfrenta el domingo a su equipo con la Real Balompédica (11:30) tenga como escenario el estadio Benito Villamarín es "un aliciente" pero, advierte, "para los jugadores de los dos equipos". El técnico resta importancia a la posibilidad de que el vencedor de ese choque pueda acabar la jornada como líder "porque aún es demasiado pronto".

"No cabe duda de que para la Balompédica debe ser un estímulo que vengan muchos aficionados hasta Sevilla", dice el exfutbolista Serbio, que visitió las camisolas del Estrella Roja en la extinta Yugoslavia y, en España, de Real Betis, Osasuna y Poli Ejido. "Lo que sucede es que para nosotros también es un escenario importante, un aliciente y ya quedó claro que sabemos aprovecharlo, cuando jugamos con el Sevilla Atlético, porque ese día había unas quince mil personas en el estadio y vencimos dos-cero".

"Es un partido muy atractivo para el público, al menos a priori, porque enfrenta a dos equipos que están arriba y que además suelen hacer muchos goles", reflexiona el preparador. "Estoy convencido de que vamos a hacer disfrutar a la gente".

Vidakovic, que ha visto a la Balona "sobre todo en vídeo" tiene una imagen "excelente" de la escuadra que entrena Rafa Escobar.

"Es un equipo muy dinámico, con jugadores de cualidades muy diversas, que arriba tiene hombres con muchos recursos y mucha pegada", detalla. "Es muy peligroso, porque tiene mucha velocidad".

"Por lo que hemos visto hasta ahora, seguramente va a acabar arriba", vaticina.

Vidakovic explica que la derrota del filial en Villanueva del Freno se debió, sobre todo, al estado de un terreno de juego "que la Federación no debería permitir".

"Ahí no hay favoritos, no hay nada", se queja. "En un sitio que sólo se parece a un campo de fútbol porque hay dos porterías, en el que peligra la integridad física de los jugadores, pero son cosas que de momento hay que aceptar y no queda otra".

Con respecto a la posibilidad de que el vencedor del partido se aúpe al liderato que ahora ocupa el Lucena, sentencia: "Ni hemos planificado la temporada ni estamos trabajando pensando en la clasificación, pero mentiría si no dijese que no nos importa estar arriba, porque nos gusta, como a todo el mundo, y porque tratamos de ganar todos los partidos".

"Lo que pasa es que aún tenemos que visitar muchos campos y pueden darse muchos cambios para que sea importante en qué puesto se acaba la jornada", agrega. "Si al final estamos arriba, excelente, si no, pues al menos que hayamos conseguido que los jugadores aprendan a competir".

"En realidad nuestra tarea es formar jugadores para que puedan ser útiles al primer equipo y de momento tenemos a varios que están llamando a la puerta de Pepe Mel y por eso nos sentimos satisfechos con nuestro trabajo", recalca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios