fútbol selección

De Gea y la selección, una necesidad recíproca

  • El error del guardameta titular de España amenaza con reabrir un debate que ya parecía definitivamente cerrado

  • Los tres goles encajados en la fase de clasificación, su mejor aval

David de Gea. David de Gea.

David de Gea. / fotos: javier lizón / efe

David de Gea necesita a la selección y ésta precisa de la mejor versión de su guardameta en el Mundial, un futbolista que en los últimos meses cometió errores que en Rusia serán imperdonables.

El portero del Manchester United es ya indiscutible para su seleccionador, Julen Lopetegui, después de vivir hace dos años con Vicente del Bosque su primera titularidad en la Eurocopa, donde por otra parte tampoco destacó. Ahora afronta el Mundial sin competencia posible, pues ni Pepe Reina ni Kepa le discuten el puesto.

Sin embargo, comenzará el torneo con cierto aroma de sospecha. Así, el domingo fue responsable del gol que supuso el empate 1-1 ante Suiza en un amistoso en el que De Gea mostró manos blandas en el único acercamiento peligroso del rival. Uno de esos errores que son fatídicos en un torneo como el Mundial. "Todo el mundo falla y mejor que sea en un amistoso", declaró ayer De Gea. Y añadió: "Sólo los que nos ponemos los guantes sabemos lo difícil que es esto".

Kepa defendió a su compañero: "Los porteros nos exponemos a eso. Los partidos se deciden muchas veces a base de errores y aciertos. No creo que David le dé muchas vueltas. Lo analizará y aprenderá de ello".

De Gea cometió otro error parecido al de Suiza en el último amistoso ante Argentina y también se enredó en uno de los goles que le marcó el Sevilla en Old Trafford en la última edición de la Liga de Campeones.

"Conviene que los porteros parezcan invulnerables", opinó el diario As al evaluar los errores del cancerbero español en el último tramo de la temporada.

De Gea era desde hace años el portero llamado a suceder a una leyenda como Casillas y a sus 27 años se puede decir que debe llegar a Rusia en el momento de plena madurez. Y en sus manos está buena parte de los méritos que pueda acumular su selección para intentar ganar el Mundial.

Los tres goles recibidos en los diez partidos de la fase de clasificación para la Copa del Mundo de selecciones es sin duda un aval extraordinario. Habla del gran bloque defensivo compuesto por Lopetegui y de la regularidad de su meta.

Pero también es evidente que un Mundial es la máxima exigencia y para De Gea también es la oportunidad de consolidarse como el arquero de su selección para muchos años. Sería acabar con el debate sobre la sucesión de la portería. O, por contra, abrirlo de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios