Roger federer, nº1 del tenis mundial

Federer: "A veces necesitas una derrota para ser más fuerte"

  • "Juego para ser un gran campeón y espero dominar de nuevo a mis rivales", asegura el suizo exultante tras sumar en Wimbledon su 15º título de Grand Slam.

Comentarios 6

La derrota ante el español Rafael Nadal en Wimbledon hace doce meses y en Australia a principio de año hicieron al suizo Roger Federer ser "más fuerte", y tras hacer historia por ganar su decimoquinto Grand Slam espera dominar de nuevo.

"A veces necesitas una derrota para ser más fuerte", aseguró Federer, tras apenas dos horas de sueño, en una entrevista. "No juego al tenis para batir récords", dijo sobre su histórica marca lograda el domingo en el torneo de Wimbledon al batir en la final al estadounidense Andy Roddick. "Juego al tenis para ser un gran campeón, para ser un modelo", dijo el suizo, cuyo nombre ya es leyenda.

Por ello, ya piensa en trascender. "Espero poder dejar un buen legado para el futuro", señaló el jugador de 27 años, de nuevo número uno mundial tras casi un año como dos. "Espero dominar de nuevo a mis rivales", aseguró tras afirmar que es más difícil llegar a la cima que mantenerse. El suizo estuvo un récord de 237 semanas seguidas en lo más alto antes de ceder su puesto ante el ascendente Nadal en agosto de 2008.

–¿Qué pensó cuando se levantó hoy (lunes) por la mañana?

–Sólo estaba cansado, me dolía el cuerpo. Sólo dormí dos horas. Me habría gustado dormir diez más. Dormir está sobrevalorado (risas). Cuando me levanté pensé: 'Lo he hecho de nuevo'. No sé si he tenido una época más feliz en mi vida como tenista. Lo que le logrado es increíble.

–Usted, el año pasado, estaba en la misma situación en la que ahora está Andy Roddick.

–Tuve suerte. He jugado tres finales seguidas de Wimbledon a cinco sets. No se puede desear mejor escenario. Yo también perdí una, pero eso te hace más fuerte. Como han visto, yo reaccioné, regresé. Gané el US Open, en París y ahora en Wimbledon. A veces necesitas una derrota para ser más fuerte.

–Elija entre el decimocuarto en París y el decimoquinto en Wimbledon.

–El decimocuarto fue el grande. Estaba tratando de igualar el récord de Pete (Sampras) y ahora romperlo es fantástico. Tengo más Grand Slams que Pete, que es mi héroe. El decimocuarto fue realmente especial porque además era el primero en París. Lo importante era estar igualado con Pete y no realmente superarlo. Casi me siento mal, para ser sincero.

–¿Cuánto durará su récord?

–Puede durar mucho o poco, pero hay que estar preparado para que lo rompan. No juego al tenis para batir récords, juego para ser un gran campeón, para ser un modelo, para disfrutar del juego, de mi hobby, de mi trabajo soñado, de todo eso se trata.

–Como dijo Sampras, ¿puede ganar usted 18 o 19 Grand Slams?

–Creo que es posible. He jugado 16 de las últimas 17 finales de Grand Slam. Definitivamente puedo ganar unos pocos más en los próximos años. Todavía soy joven. Realmente creo que tengo oportunidad de ganar los cuatro "grandes".

–¿Tiene el logro un poco menos de valor por la ausencia de Nadal?

–No, para nada. Seguro que la gente podría verlo así. Ojalá hubiera podido jugar contra él. Rafa estaba en París, no pude jugar la final contra él pero eso no me quita nada. Algunos siempre dirán: "Deberías haberle ganado para hacer eso". No estoy de acuerdo. (Bjorn) Borg se retiró a los 27 años y eso no desmerece los logros de John McEnroe. Estoy triste por que Rafa no pudiera defender el título en Wimbledon ni defender el número uno. Yo lo he vuelto a recuperar ganando Wimbledon, creo que al menos es justo para todos.

–¿Cómo se siente al recuperar el número uno?

–Es fantástico. Cuando lo pierdes nunca sabes si lo vas a volver a recuperar. Siempre pensé que es más difícil llegar que mantenerse. Me costó mucho llegar en Australia (en 2004). Luego, algo cambió, todo fue más fácil. Gané a todos los jugadores del "top ten", gané todas las finales. Espero que ahora todo cambie de nuevo y pueda ser capaz de dominar a mis rivales otra vez. Estoy encantado.

–¿Qué ha cambiado de principio de año a ahora?

–Ya no me duele la espalda. No tengo miedo de ir a cada esquina de la cancha a rescatar la pelota. No creía que mi cuerpo pudiera resistirlo. Ahora me siento mucho mejor. Durante un tiempo tuve que ser muy ofensivo porque en defensa no tenía el control, y ser demasiado ofensivo con los jugadores "top" es arriesgado. Ya antes de Roma empecé a sentirme como antes.

–¿Qué sintió al estar el domingo junto a Sampras, Rod Laver y Bjorn Borg?

–Fue un gran momento, dimos una vuelta y lo pasamos bien. No puedo pedir más. Como ellos, ojalá pueda dejar un buen legado para el futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios