Fútbol | Tercera división Fajardo quiere inculcar sus "señas de identidad" en el Pozoblanco

  • El ex de Algeciras y Balona ya ejerce en el conjunto vallesano

  • "Vamos a ser un equipo que haga ocurrir cosas", asegura

Fajardo, en su presentación con el Pozoblanco. Fajardo, en su presentación con el Pozoblanco.

Fajardo, en su presentación con el Pozoblanco. / CD Pozoblanco

Emilio Fajardo ya ejerce como entrenador del Club Deportivo Pozoblanco de Tercera división. El artífice del último ascenso a Segunda B del Algeciras CF y exfutbolista de la Real Balompédica Linense quiere inculcar sus "señas de identidad" en el equipo vallesano.

Fajardo se comprometió el pasado miércoles como sustituto de Javi Moreno, que se marchó al Ejea de Segunda B para suplir al destituido Jaime Molina, ex de la UD Los Barrios. El técnico llega acompañado por Fran del Villar como segundo y mantiene al resto del cuerpo técnico. El algecireño Miguel Ángel Berlanga, quien fue su mano derecha en el Nuevo Mirador, separó su camino del entrenador para hacerse cargo del Castellar. 

"Vuelta al verde. Ilusión, responsabilidad, trabajo y trabajo", proclamó Fajardo, que se mantiene fiel a la consigna de su ascenso con el Algeciras: "No hay nada más difícil que vencer a alguien que nuca se rinde". Un lema que aún cuelga en la caseta del Mirador.

"Conozco al Pozoblanco perfectamente, ya de chaval me estaba enfrentando a este equipo, sé lo que quiere la gente, lo que quiere el club y lo que ha significado en Tercera división. Siempre ha sido un campo difícil para puntuar y eso es lo que me he seguido encontrando a nivel de entidad", aseguró Fajardo en su presentación.

El preparador quiere un Pozoblanco que sea "dominador, dueño del partido, pero siempre competiendo". "Vamos a ser un equipo que no va a esperar a que pasen cosas, vamos a hacer que ocurran", afirmó el míster, que se estrenará el domingo 15 en La Palma. Fajardo coge a un Pozoblanco  colista, aunque solo ha disputado dos partidos en cuatro jornadas, del grupo X-B de la Tercera división. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios