Fútbol | Coronavirus El Clásico... ¿qué nunca existió?

  • La Balona y el Algeciras estaban citados en el Municipal este domingo para disputar la segunda entrega de la temporada del gran duelo de rivalidad comarcal... una cita que el Covid-19 podría borrar de la historia

  • Iba a ser el primer derbi sin visera ni torretas de luz en el estadio de La Línea

Dos niños siguen un partido de la Balona en el Municipal. Dos niños siguen un partido de la Balona en el Municipal.

Dos niños siguen un partido de la Balona en el Municipal. / Erasmo Fenoy

Este domingo 26 de abril de 2020 tenía que ser un día distinto para los amantes del fútbol en el Campo de Gibraltar. Este domingo quedó señalado en un lejano ya 15 de julio de 2019 cuando salió el calendario del grupo IV de la Segunda B. Este domingo se tenía que disputar la segunda entrega del Clásico comarcal, el duelo de rivalidad entre la Real Balompédica Linense y el Algeciras CF en el Municipal de La Línea, una cita que iba a estar, como casi siempre, repleta de alicientes... hasta que apareció el maldito coronavirus.

El Clásico... ¿qué nunca existió? Se preguntan muchos aficionados balonos y algeciristas ante un panorama de incertidumbre total para todo el deporte español. Con el país sumido en una crisis sin precedentes y con todos los esfuerzos volcados en las personas que combaten el virus en primera línea -los sanitarios especialmente-, el fútbol ha quedado en un segundo o tercer plano. Es obvio y no admite debate. No obstante, los más románticos no pueden evitar imaginarse el partido que estaba previsto para este 26 de abril de 2020.

Nadie sabe si este segundo episodio del Clásico de la 2019-20 se disputará algún día o pasará a la historia como el Clásico que el Covid-19 se llevó por delante. La Real Federación Española de Fútbol, ya lo ha avanzado, contempla dar por finalizadas las competiciones desde Segunda B hacia abajo. En ese caso, adiós al Clásico, al igual que ocurriría en caso de que las competiciones se diesen por anuladas. La única opción que permitiría jugar este derbi comarcal sería la reanudación de la temporada, aunque la mayoría de los clubes de la categoría no están por la labor y mucho menos a puerta cerrada.

El Balona-Algeciras de la 19-20 tenía que disputarse en la 35ª jornada liguera, con solo tres encuentros más por jugarse y probablemente con los dos equipos en pugna por sus objetivos. Los albinegros marchaban séptimos con 41 puntos cuando la competición fue suspendida, a seis del cuarto y metidos de lleno en la pelea por un puesto para la Copa del Rey. Los albirrojos ocupaban la plaza de promoción con 29 puntos y transmitían buenas sensaciones tras haber superado la parte más dura de su hoja de ruta. Estaban en esa lucha encarnizada por mantener la categoría.

El Clásico de La Línea, además, venía con el recuerdo de los sucedido en la primera vuelta en el Nuevo Mirador, aquel 8 de diciembre de 2019 (día de La Inmaculada Concepción, patrona linense) cuando el Algeciras se llevó el triunfo ante la Balona por 2-0. Los de casa, entonces dirigidos por Emilio Fajardo, brindaron la mayor alegría del curso a su parroquia ante el eterno rival, aún con Jordi Roger a los mandos. Aquel revés dejó al catalán muy tocado y tras el tropiezo ante el Córdoba en el Municipal se produjo su destitución. El partido, para más inri, había tenido su dosis de polémica y en La Línea se esperaba con ansia la vuelta.

La previsión meteorológica apunta para este domingo a una temperatura entre los 19 y los 13 grados, con un 10% de posibilidades de precipitaciones, una humedad del 70% y un viento que podría alcanzar los 21 km/hora. Es decir, un tiempo estupendo para jugar al fútbol.

La cita de este domingo iba a ser el primer Clásico como local de Raffaele Pandalone, el presidente de la Balona, y también el primero del entrenador, Antonio Calderón, y de los tres fichajes de invierno: Airam Benito, Mikel y Santi Luque (que se iba a reencontrar con su exequipo). Iba a ser un Clásico peculiar por primera vez en un estadio Municipal sin visera y sin torretas de luz, aunque el mes del año ya hubiese permitido jugar el partido a las 17:00 de la tarde. La Balompédica tenía subrayado el encuentro ya que, lógicamente, aguardaba la mejor taquilla de la temporada.

Para el Algeciras estaba llamado a ser el primer Clásico de su presidente, Nicolás Andión, elegido en las urnas el pasado 26 de diciembre. La victoria algecirista de la primera vuelta se dio ya sin el anterior mandatario, Ricardo Alfonso Álvarez, que ya había presentado la dimisión y convocado las elecciones. También iba a ser la primera vez del técnico, Salva Ballesta, en el gran derbi de la comarca, así como para la ristra de refuerzos llegados en enero al Nuevo Mirador: Javi Jiménez, Bijimine, Llinares, Cristo Martín, Yael, Yago Pérez, Borja Lázaro y el exbalono Wilson Cuero.

Toda la semana previa a este domingo se habría salido de lo común, con entrevistas, reportajes, recuerdos y anécdotas, predicciones y sinfín de alicientes que siempre emanan del Clásico, del partido de fútbol que más pasiones mueve en el Campo de Gibraltar. No sabemos si este duelo se jugará esta temporada... Pero el Clásico volverá con su gente algún día. Volverá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios