ULB - CB Marbella | La crónica La ULB, lastrada por las bajas, cae con estrépito ante un Marbella muy superior (60-86)

  • Los albinegros muestran su peor versión 

Adri Mateos, el mejor anotador de los de casa, dirige un ataque local Adri Mateos, el mejor anotador  de los de casa, dirige un ataque local

Adri Mateos, el mejor anotador de los de casa, dirige un ataque local / Jorge del Águila

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) volvió a la senda de la derrota. El equipo albinegro, lastrado por bajas importantes, ofreció su peor versión, la que recuerda a la de su tortuosa pretemporada, y cayó con estrépito ante un CB Marbella con mucho más talento al que además se le notó la necesidad de sumar –tras enlazar dos derrotas– un triunfo que le mantiene enganchado a la pelea por estar en las finales a cuatro de ascenso a LEB Plata.

La ULB comenzó a perder el partido durante el calentamiento. Andrius Banys se resintió de una lesión de tobillo y a pesar de los esfuerzos del propio jugador y de los fisios del club tuvo que renunciar a participar en el choque. Sin el lituano y sin Javi Balastegui, también lesionado, el equipo de La Línea quedó en manos de dos jugadores de casa, Sergio Gil e Iván Torres

Marbella salió súper centrado. Sus jugadores, si es que necesitaban alguna motivación extra tras los últimos resultados, querían dedicar el triunfo a si compañero Juanpe Jiménez. El alero sufre una grave lesión que le aparta de la competición.

Los costasoleños defendieron con fuerza a un rival que había iniciado la contienda con cuatro jugadores de la casa (Torres, Chernodolia, Valor y Mateos) y que no encontraba el ritmo. El primer cuarto finalizó con un 12-26 que ya presagiaba lo peor para los de casa y aunque los linenses, a base de amor propio, resurgían en algunos momentos (14-14 en la segunda entrega) Marbella siempre matenía el cordón sanitario en torno a la decena de puntos.

Los malagueños acabaron el primer tiempo con un 67% de acierto en triples, posiblemente porque la defensa de la escuadra local tampoco era la mejor.

En el segundo periodo fueron alargando la diferencia en buena medida gracias a la certeza dirección de Pablo Imbroda y del acierto anotador de Henry Beauchamp, que se fue a los 19 puntos después de acertar cinco de seis veces desde más allá de la línea de 6.75.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios