Real Balompédica Linense

Balona, vamos para nota

  • El invicto equipo de Jordi Roger tiene la oportunidad, el domingo ante el Malagueño en el Municipal, de firmar un inicio liguero notable en el grupo IV más reñido de los últimos tiempos

Jordi Roger toca balón en un entrenamiento en el Municipal. Jordi Roger toca balón en un entrenamiento en el Municipal.

Jordi Roger toca balón en un entrenamiento en el Municipal. / jorge del águila

La Real Balompédica tiene el domingo ante su público la oportunidad de refrendar su buen arranque liguero. El equipo de Jordi Roger recibirá al Atlético Malagueño (18:00) con el reto de mantenerse invicto y agarrar tres puntos que arrojarían un saldo de ocho de doce posibles, un inicio de notable alto.

Los linenses, reforzados por el empate y la imagen en Almería, quieren quitarse ese pequeño resquemor que les dejó el punto anterior con el Jumilla en el Municipal. Es por eso que el siguiente compromiso cobra ese aliciente adicional para una plantilla deseosa de brindar su primera alegría delante de su parroquia.

La tremenda igualdad con la que ha comenzado el grupo IV de Segunda B hace que esta andadura sea si cabe más significativo posicionarse bien desde el principio. No es como empieza, sino como acaba, pero los balonos saben que un inicio esperanzador conlleva una dinámica positiva que en los últimos tiempos ha propiciado pelear por cotas altas salvo excepciones.

Desde su regreso a la categoría de bronce en 2011, la Balompédica ha protagonizado comienzos de todo tipo. El mejor fue el de la primera campaña (11/12) cuando el bloque dirigido entonces por Rafa Escobar sorprendió con cuatro victorias consecutivas y terminó subcampeón para luchar por el ascenso a Segunda.

El segundo mejor inicio en estas ocho temporadas lo firmó la Balona de Julio Cobos hace solo un año cuando se situó líder tras sumar diez puntos de doce. Fue la cúspide de una arrancada que tocó techo ante el Extremadura pero empezó a torcese la semana siguiente con el Écija. En septiembre de 2017 nadie pensaba que la Balompédica estaría peleando por la salvación en la última jornada en Murcia. Sirva como aviso.

La puesta en marcha de la andadura 13/14 dejó a la Balona con nueve puntos tras las cuatro primeras jornadas, un impulso que valió a los albinegros para concluir el campeonato cerca de la zona noble y con el preciado billete para la Copa del Rey, un objetivo que siempre está encima de la mesa para un club que valora y mucho el torneo del KO.

El plantel de Roger, haga lo que haga el domingo, habrá rubricado un estreno inédito desde el retorno a Segunda B ya que los de La Línea no habían estado con ocho puntos, seis o cinco tras las cuatro primeras fechas.

Lo reñido del grupo IV, por lo pronto, pone de punta las orejas de los veinte inquilinos de una competición en la que ningún equipo ha ganado los tres partidos y solo, precisamente el próximo rival, tiene su casillero a cero, el recién ascendido filial del Málaga. Al margen de los líderes, Melilla y Recreativo, sólo Balona, Murcia y Jumilla se mantienen invictos. Pero como Roger suele decir, esto acaba de empezar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios