Real Balompédica Linense

El Ejido llega a La Línea con el cartel de peligroso a domicilio

  • Los almerienses viajan con el exbalono Javilillo y el algecireño Tomás en sus filas

Jugadores de El Ejido celebran un triunfo Jugadores de El Ejido celebran un triunfo

Jugadores de El Ejido celebran un triunfo / El Almería

El CD El Ejido 2012 que mañana domingo (12:00) visita el Municipal de La Línea es, por su condición de visitante, un rival mucho más peligroso para la Balona que si el encuentro se disputase en el Santo Domingo del Poniente almeriense. Así al menos lo dice la estadística. Los celestes han sumado en tres de sus cinco desplazamientos y, de hecho, han logrado el triunfo en sus dos últimos viajes a Ibiza y Marbella- Sin embargo encadenan cuatro derrotas (las cuatro últimas) en seis comparecencias ante sus aficionados. Es el segundo peor equipo del grupo en ese apartado.

El Ejido afronta un nuevo curso bajo el mandato de su joven presidente Pierre Mevy, un israelí de 36 años que también está al cargo de la prestigiosa empresa internacional MCI Sport y que tiene un perfil bastante similar al del máximo responsable de la Real Balompédica, Raffaele Pandalone. Para espantar sombras, ya declaró: “He venido a quedarme. Este club es como un hijo para mí”.

En su condición de padre busca lo mejor para su El Ejido, que en verano anunciaba un proyecto ambicioso y no le tembló el pulso para firmar a jugadores como el meta Aulestia (Cádiz, Real Oviedo), Jesús Rubio (que venía de ascender con el Extremadura), Sergio Jiménez (tras cinco campañas en el Cartagena) o mantener a Emilio Cubo, Carralero y Samu del Corral, que ya eran sus pilares en campañas precedentes.

Todo eso sin olvidar a las dos caras más conocidas por el público que acuda al Municipal, la del capitán Javier Gutiérrez Salmerón Javilillo (que jugó con la Balona la fase de ascenso a Segunda en 2012, cuando aún era sub-23) y la del algecireño Tomás Sánchez, que tras pasar por el Cádiz y el Granada B, la pasada campaña militó en el Toledo, con el que consiguió, a pesar de ser lateral, media docena de goles.

Ante el encuentro con la Balona es baja el lateral derecho Emilio y de acuerdo a lo que se ha visto durante buena parte de la temporada, no sería de extrañar que el técnico, Alberto González, alinease tres centrales.

El preparador ejidense entiende que no es justo valorar que su equipo funciona mejor a domicilio que en casa: “Lo que pasa es que han salido mejor los resultados a domicilio y en campos muy complicados, y dentro estamos atascados de cara al gol, pero por lo demás tratamos de jugar de la misma manera”.

González no deja pasar la oportunidad de deslizar la queja contra los árbitros que suena en el club desde hace semanas. “Los números están ahí. Son muchos penaltis en contra, siete, y en los partidos en los que en las dos áreas ha habido acciones que se pueden pitar o no, siempre se resolvían en nuestra contra, pero yo prefiero pensar que solo es una cuestión de dinámicas”.

Llegarán tiempos mejores y vamos a pelear por cotas más altas”, sostiene el técnico, con rotundidad. “Lo que pasa es que vamos a pelear dentro de la igualdad que existe y seremos diez-doce equipos los que trataremos de meternos entre los cuatro primeros. Ya pasó la temporada pasada y las adversidades que nosotros hemos sufrido, le llegarán a otros en diferentes momentos”.

De la Balona, comenta: “Es un ejemplo claro de lo que digo de esta categoría, sus partidos son súper igualados y un detalle hace que se gane o se pierda”.

“Sabemos que se trata de un equipo muy rocoso, al que le generan pocas ocasiones, pero al que también le cuesta mucho hacer un gol”, finaliza. “Sabemos que será un partido iogualado, competido y si uno de los dos es capaz de no cometer errores en los momentos decisivos, se llevará el triunfo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios