Algeciras CF - Real Balompédica | El clásico La Balona paraliza la 'operación salida' hasta después del Clásico

  • Directiva y cuerpo técnico pretenden que los jugadores solo piensen en el duelo con el Algeciras

  • Los albinegros realizarán al menos otros dos cambios con la apertura del mercado

Jugadores de la Balona, durante el entrenamiento de este martes Jugadores de la Balona, durante el entrenamiento de este martes

Jugadores de la Balona, durante el entrenamiento de este martes / Nacho Marín

La Real Balompédica Linense focaliza todos sus esfuerzos en el Clásico del Campo de Gibraltar que el próximo domingo (12:00, en directo por Footters) le enfrenta al Algeciras Club de Fútbol en el Nuevo Mirador, en encuentro aplazado de la octava jornada de Liga en el grupo IV-A de la Segunda B. La directiva albinegra, con su presidente Raffaele Pandalone a la cabeza, ha decidido paralizar cualquier conversación referida a la salida (sobre todo) y entrada (en menor medida) de jugadores en su plantilla hasta la finalización la contienda con el eterno rival. Entre otras cosas porque será un día después, cuatro de enero, cuando se abra la ventana de invierno de fichajes.

La Balona ya ha llevado a cabo una permuta en su plantilla: se marchó el italo-argentino Tato Díaz y se incorporó el banda toledano Nacho Huertas, quien no puede jugar en La Menacha. Pero ese cambio no será el único. El club tiene previsto realizar al menos un par de movimientos más.

Todo indica, especialmente tras la salida de Tato Díaz, que los albinegros buscarán un nueve. Con Antonio Calderón no es extraño ver a sus equipos jugar con dos centrodelanteros y con Pito Camacho y Javi Forján el plantel no tendría siquiera competencia.

Los movimientos que pueda llevar a cabo la Balona van a depender de tres factores: uno, el informe emitido por el técnico en el que hacía ver las necesidades que él detecta en su plantel. Dos la posibilidad de llegar a acuerdos económicos con los actuales integrantes del plantel (ya sea para su marcha o en algún caso, para su cesión) y los futbolistas con los que pueda negociar el club dentro de su presupuesto, que no da esta temporada precisamente para grandes despilfarros. 

A la vista de las circunstancias, para algunos el primer Clásico de 2021 se presenta como la última oportunidad de reivindicarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios