algeciras club de fútbol

Antonio cogió su fusil

  • El delantero del Algeciras demuestra su pegada y se congracia con una afición que entierra el debate del '9'

  • El sevillano, de verdugo a ídolo

El albirrojo Antonio Sánchez se dispone a chutar a portería, el pasado domingo ante el Sevilla C. El albirrojo Antonio Sánchez se dispone a chutar a portería, el pasado domingo ante el Sevilla C.

El albirrojo Antonio Sánchez se dispone a chutar a portería, el pasado domingo ante el Sevilla C. / jorge del águila

Antonio Sánchez sabía que algún día marcaría para el Algeciras CF. El delantero vivió su primer día de reconocimiento en el Nuevo Mirador el pasado domingo cuando con dos goles y una asistencia se coronó en la victoria ante el Sevilla C. El sevillano recibió la bendición de la grada, de esa misma afición que le chillaba cuando el '9' venía (y casi siempre veía puerta) con otra camiseta. Quizás por eso mismo Antonio y el algecirismo sabían que estaban condenados a entenderse.

El goleador despejó cualquier duda sobre su oficio con un partido soberbio, después de errar en sus dominios una oportunidad franca, con los murmullos de fondo. Antonio, respaldado días antes por su entrenador por su labor oscura dentro del campo, se quitó un peso de encima con sus dos primeras dianas del curso.

"Esos dos goles sirven para recuperar confianza", reconoció el punta, "feliz por el trabajo del equipo, por la intensidad que metemos desde primera hora y por ayudar con esos dos goles, por poner mi granito de arena".

"Un nueve tiene que marcar", admite Antonio, que no obstante tiene claro lo primordial en el espíritu colectivo que Javier Viso ha inculcado. "Pero lo primero es trabajar, crear salida de balón, dar aire cuando el equipo está apurado... Y si marcas, bienvenido sea", asegura.

El ariete entiende que el buen juego de los albirrojos "se ve reflejado en el esfuerzo de todos, hasta de los que se quedan fuera, todos merecen jugar de titular", desliza con un guiño a los que menos protagonismo están teniendo por ahora.

"Los que salimos de inicio somos los elegidos, pero sabemos que esto es muy largo y que todos van a ser importantes", avisa.

El albirrojo, el único '9' puro que tiene el Algeciras, abrió su veda particular precisamente ante el club en el que se forjó. "Pasé catorce temporadas en el Sevilla y siempre es especial jugar contra ellos", concede.

En lo personal, Antonio Sánchez admite que el doblete y el cariño mostrado por la afición y la caseta repercuten en su "autoestima". El sevillano tenía esa espinita ante una hinchada con la que quería congraciarse: "Cada vez que salía aquí me pitaban, me decían lo típico que se suele decir a los rivales, así que doy las gracias a la afición por el trato que me da y por como está llevando al equipo en volandas durante los partidos".

Con una trayectoria consumada como realizador en el grupo X de Tercera, Antonio pasa por un momento de madurez que casa con la juventud que el Algeciras ha incorporado a su vestuario. "Estoy feliz aquí, es un club en el que siempre he querido estar y ahora estoy defendiendo esta camiseta y espero seguir dando alegrías con el resto de mis compañeros para conseguir los retos en una temporada larga y bonita".

El algecirismo es unánime: hay delantero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios