voleibol juegos del mediterráneo

Andrés Villena, plata de ley

  • El sanroqueño no consigue evitar la derrota (3-1) de la selección española a manos de Italia en la final

  • España sube por tercera vez al podio en sus tres últimas comparencias

Los integrantes del equipo nacional de voleibol, en el podio, ayer en Tarragona. Los integrantes del equipo nacional de voleibol, en el podio, ayer en Tarragona.

Los integrantes del equipo nacional de voleibol, en el podio, ayer en Tarragona. / fev

La selección española masculina de voleibol, que tiene en el sanroqueño Andrés Villena a su jugador con mayor talento, se tuvo que contentar ayer con la medalla de plata en los Juegos del Mediterráneo al ceder en la gran final ante Italia por 3-1 (con parciales de 25-22, 25-17, 33-35 y 25-23) en un sensacional encuentro celebrado en el Tarraco Arena Plaza con muchísimo público en las gradas. Los dos mejores equipos del torneo ofrecieron un gran espectáculo en el que Italia estuvo más acertado en la recta final de cada manga, lo que resultó determinante para la derrota de los pupilos de Fernando Moreno. Con esta plata España se cuelga su tercera medalla en sus tres últimas participantes en los Juegos del Mediterráneo.

España e Italia afrontaban el choque decisivo por el oro de los Juegos del Mediterráneo y los anfitriones comenzaron con mucha intensidad, alcanzando el dominio del marcador en el Tarraco Arena Plaza con hasta cinco puntos de ventaja, que el buen trabajo transalpino enjugaría de inmediato. El intercambio de acciones llevaría el set hacia su resolución, donde Italia estuvo algo más acertada para sumar el primer parcial.

El inicio del segundo set tuvo color azul. El saque de Alberto Polo hacía daño a la recepción española y el parcial 5-0 obligó a Fernando Muñoz a solicitar tiempo muerto. España dejaría ver una leve mejoría en sus acciones, pero el control del juego y del marcador sería siempre para los Azzurri, que caminarían firmes hacia el triunfo en el set más claro del partido.

El tercer parcial mostró a la más combativa España, consciente de no disponer de más oportunidades. El combinado nacional obtuvo una renta de cinco puntos, que Italia hizo desaparecer, dando paso a un espectacular final de set, que arrancó con una polémica decisión que descentró a España y que permitió a Italia tener una bola de campeonato que la selección nacional salvó y que sería determinante.

Los Red Lynxes controlaron el intercambio de golpes con numerosas bolas de set que no pudo culminar hasta que un saque directo del capitán Jorge Fernández ponía el espectacular 35-33 en el marcador.

El sueño del desempate crecía entre los integrantes españoles que eran apoyados por un recinto entregado a la causa. La selección nacional controló el inicio del set, con pequeñas ventajas que Italia recuperaba en varias ocasiones. El desarrollo de la cuarta manga presagiaba otro final agónico y así fue. El marcador llegó a señalar 22-22, pero dos bloqueos consecutivos del conjunto italiano dejó a España sin respuesta y en el segundo cajón del podio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios