Deportes

André Gomes, demasiado castigo en tan poco tiempo

  • El medio centro portugués será baja durante dos meses y se complica una posible salida del Barça

André Gomes, entrenándose. André Gomes, entrenándose.

André Gomes, entrenándose. / alejandro garcía / efe

Pocos casos hay tan desafortunados como el del futbolista portugués André Gomes, quien hace dos años llegó al Barcelona como estrella y hoy se encuentra en un laberinto sin fácil escapatoria.

André Gomes sufrió el sábado una más de sus incontables desdichas. Debutó en pretemporada en mitad de muchos rumores sobre una eventual salida del equipo azulgrana, se lesionó y tiene para cerca de dos meses.

"Feliz cumpleaños, André Gomes. ¡Esperamos verte pronto de nuevo en el terreno de juego!", señaló ayer el Barcelona en su cuenta de Twitter para felicitar al jugador por sus 25 años.

Pero su cumpleaños hoy está lejos de ser "feliz". ¿Quién se atreverá a fichar o pedir cedido a alguien que ya comenzaría con retraso la temporada y que, además, arrastra unos precedentes tan inciertos?

Qué lejos parece aquel 27 de julio de 2016, cuando el club azulgrana presentó a un futbolista avalado por su gran rendimiento en el Valencia. El Barcelona presumía de robar el fichaje al Real Madrid, también muy interesado en el portugués, y pagó el gusto con 35 millones de euros y otros 20 en variables.

Entre esas cantidades fluctuantes estaba la posibilidad de ganar un Balón de Oro y a ello se refirió el entonces director deportivo del Barcelona, Robert Fernández, durante su presentación: "No es ninguna responsabilidad para él. Nos gustaría que esto ocurriera, sería un dato más para acertar. Pero si no ocurre, André, estate tranquilo, sabemos realmente el tipo de jugador que tenemos aquí y la evolución tranquila para demostrar sus cualidades". "Tengo casi 23 años, tiempo para hacerme jugador y persona", dijo entonces el futbolista. Pero en este tiempo, y para desgracia del jugador y propio el club, no ocurrió ninguna de estas dos cosas.

Tres goles y cuatro asistencias es su pobre balance en el Barcelona. En la pasada temporada apenas disfrutó de 12 partidos como titular para un total de 1.194 minutos jugados saldados sin un solo gol y apenas una asistencia. Y no sólo son los números, sino la sensación de angustia ofrecida por el futbolista cada vez que se ponía la camiseta azulgrana. El Barça le buscaba una salida, pero ahora la papeleta es aún más complicada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios