Fútbol

Extremadura celebra el regreso del público al fútbol

  • Cientos de aficionados regresaron a las gradas del estadio Romano de Mérida entre estrictas medidas de segurid en el partido del playoff de ascenso a Segunda B entre el Villanovense y el Extremadura B

Los aficionados guardan la distancia de seguridad en las gradas del estadio Romano de Mérida. Los aficionados guardan la distancia de seguridad en las gradas del estadio Romano de Mérida.

Los aficionados guardan la distancia de seguridad en las gradas del estadio Romano de Mérida. / CF Villanovense

El estadio Romano de Mérida ha sido el escenario, gracias al partido del play off de ascenso a Segunda B entre los equipos extremeños Villanovense-Extremadura B, de uno de los primeros encuentros del país donde el público ha regresado a las gradas tras el parón por el inicio de la pandemia, y lo ha hecho con estrictas medidas de seguridad.

"Ya ha regresado lo bueno", indicaba uno de los aficionados del Villanovense, muchos más numerosos en relación a los seguidores azulgranas, a la entrada del estadio, la cual se ha producido de forma muy ordenada.

Un cordón de seguridad inicial donde se controlaba el uso de las mascarillas o la utilización del gel hidroalcohólico o la toma de temperatura en el acceso al estadio han sido algunas de las medidas adoptadas antes del ingreso a las instalaciones.

Ya en las gradas los aficionados han seguido los itinerarios marcados y han formado filas verticales con los asientos de por medio necesarios para mantener las distancias de seguridad.

"La mascarilla es el mayor engorro, por el calor, pero puede mucho la afición por el equipo, aunque lógicamente hay que ser muy escrupulosos con las medidas de seguridad", explicaba el joven aficionado del Villanovense Roberto González.

El también seguidor serón Joaquín García, que superaba la cincuentena y que ha venido junto a otros amigos de Villanueva de la Serena, ha reconocido que su familia tenía ciertas reticencias aunque finalmente también le ha podido la pasión por su equipo.

Convencido de que el Villanovense saldrá victorioso de la fase de ascenso, entiende las medidas de seguridad instauradas debido a la pandemia.

No en vano Extremadura ha sufrido diversos rebrotes en los últimos días (aunque principalmente en Badajoz y en el noreste autonómico), y por tanto la vuelta del público a un estadio ha sido uno de los principales debates de la ciudadanía en la comunidad.

Pese a todo ninguno de los aficionados consideraba encontrarse frente a un gran riesgo pues "con las medidas de seguridad es difícil que así sea", explicaba un grupo de jóvenes seguidores.

Mientras la afición serona ocupaba la mayoría de las localidades destinadas al club, la presencia de seguidores del Extremadura B era mucho menor, pues este último no puede subir después del descenso del primer equipo.

Uno de los aficionados del conjunto azulgrana era el entrenador del Extremadura, Manuel Mosquera, quien ha reconocido que el hecho del descenso del primer equipo ha restado público almendralejense en el partido de este sábado.

Mosquera ha afirmado que la presencia de público es una de las salsas del fútbol, y por tanto ha aplaudido que haya podido regresar siempre que se mantengan las condiciones y medidas sanitarias necesarias.

El pasado 11 de julio, la Dirección General de Deportes de la Junta de Extremadura comunicó a la Federación autonómica de Fútbol la autorización para la venta de entradas para los partidos de fútbol del play off de ascenso a Segunda División B entre equipos extremeños en Mérida.

El número de entradas autorizado era de 1.250 localidades por equipo y encuentro, con lo que el aforo máximo permitido en cada partido puede ser de 2.500 personas en un estadio con capacidad para unos 15.000 aficionados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios