golf | campeonato de la pga de EEUU

Rahm recupera el trono mundial del golf

  • El vizcaíno remontó hasta el puesto 13 y vuelve a ser número uno. Collin Morikawa se llevó el 'major'

Rahm sigue la trayectoria de su bola tras un buen golpe en San Francisco. Rahm sigue la trayectoria de su bola tras un buen golpe en San Francisco.

Rahm sigue la trayectoria de su bola tras un buen golpe en San Francisco. / tannen maury / efe

El vizcaíno Jon Rahm, segundo golfista español de la historia que alcanzó el número uno mundial, recuperó la primacía tras clasificarse decimotercero en el Campeonato de la PGA de Estados Unidos, relegando al segundo puesto de la lista al estadounidense Justin Thomas.

Una semana después de ceder a Thomas el liderazgo que había adquirido dos semanas antes, Rahm lo recuperó para seguir haciendo historia por la senda del legendario Severiano Ballesteros, el único número uno español antes del vasco. Rahm encabeza ahora la lista con una media de 8.78, seguido de Justin Thomas (8.77) y del irlandés Rory McIlroy, que completa e podio con 8.16.

El estadounidense Collin Morikawa, ganador del campeonato de la PGA, asciende siete puestos hasta situarse quinto con una puntuación media de 7.51.

Apenas una semana antes, Rahm había estrenado y perdido su máximo rango en el torneo de Memphis, en el que terminó en el puesto 52 con 281 golpes en total, uno sobre par. El 19 de julio pasado Rahm ganó el torneo Memorial del PGA Tour y se puso al frente de la clasificación mundial, a sus 25 años. Arrebataba el primer puesto a Rory McIlroy, quien había permanecido 106 semanas como número 1 del mundo, la tercera mejor marca de toda la historia, sólo superado por el estadounidense Tiger Woods (683) y el australiano Greg Norman (331).

Ballesteros había hecho historia el 27 de abril de 1986 cuando se convirtió en el primer español que alcanzaba el número uno. Conservó la posición durante cinco meses seguidos, y después la recuperó en otras cuatro ocasiones hasta completar 61 semanas como número uno, la sexta mejor marca de todos los tiempos.

Jon Rahm terminó con siete golpes bajo el par el Campeonato de la Asociación de Profesionales de Golf de Estados Unidos (PGA Championship), el primer grande de la temporada. Este resultado y su empate en el decimotercer puesto le permitían regresar a la cumbre del golf. “Ahora quiero disfrutar la semana libre y luego tener tres semanas de buen golf”, dijo Rahm, antes de conocer el resultado final del torneo, que terminó a seis golpes del ganador, el estadounidense Collin Morikawa.

“El jueves me costó de tee a green, no le di muy bien y salvé una vuelta al par. A partir de entonces he ido mejorando poco a poco, sobre todo el fin de semana. Hoy he sido un poco más certero con los hierros. Creo que lo que me ha faltado es meter algún putt más”, dijo el vizcaíno recapitulando sus cuatro días en Harding Park. “Los segundos nueve hoyos he jugado muy sólido, he conseguido pegarle muy bien a la bola y terminar en buenas condiciones”, dijo Rahm sobre su última ronda. “El objetivo es ir mejorando cada día y he aprendido que la próxima vez tengo que empezar mejor”, agregó. El golfista de 25 años, que venía de jugar mal en su último torneo del PGA Tour, logró enmendar su juego en el duodécimo grande de su carrera. “Por mi experiencia y por lo que he visto, no hay que hacer nada especial para ganar un torneo grande. Hay que procurar ir a lo tuyo, jugar tu juego e intentar hacer los menos fallos posibles”, reflexionó Jon Rahm.

El recorrido de Harding Park, azotado por el viento de la costa, desafió las habilidades de los mejores del mundo. “Espero que volvamos a este campo. Me encanta y lo he pasado muy bien. Creo que me gusta mucho porque me recuerda a mi tierra, el mismo clima y un estilo de campo muy similar al de Pedreña, donde empezó Severiano Ballesteros”, comentó Rahm.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios