fútbol liga de campeones

El Barça sigue inmaculado en Europa (3-0)

  • El conjunto azulgrana sentenció al Ferencvaros con tres goles en la primera media hora

Griezmann remata de espuela para lograr el primer tanto del Barcelona. Griezmann remata de espuela para lograr el primer tanto del Barcelona.

Griezmann remata de espuela para lograr el primer tanto del Barcelona. / tibor illyes / efe

El Barcelona, que firmó una gran primera mitad en la que resolvió el partido ante el Ferencvaros, se jugará la primera plaza del grupo el próximo martes contra la Juventus, con la ventaja de que un empate le valdría para conseguirla. No tuvo problemas para sumar su quinta victoria consecutiva, en una primera parte jugada con mucha determinación y que decidió por la vía rápida.

Y es que el Barça atropelló al Ferencváros prácticamente desde que salió del túnel de vestuarios. Había llegado a Budapest sin Messi, Coutinho ni Ter Stegen, pero como había ocurrido en Kiev, el plan B volvió a funcionar, incluso mejor. Los azulgrana recuperaban en campo contrario y no dejaron maniobrar a los de Rebrov, muy replegados desde el inicio y que no pudieron salir de la cueva ante la inercia del juego de los barcelonistas.

Por tercer partido consecutivo volvió a marcar Antoine Griezmann y se evidenció su conexión con Martin Braithwaite, también determinante, autor del 2-0 y que provocó el penalti que supuso el 3-0.

En menos de quince minutos, del 14 al 28, los catalanes finiquitaron el partido, pero, sobre todo, ofrecieron una sensación de solvencia, de recursos ofensivos y defensivos, aunque fuera frente a un rival menor.

Y es que funcionó el carril derecho, con Dest y Trincao, pero especialmente el izquierdo, donde la conexión entre Dembélé y Alba resultó letal para la suerte del Ferencváros.

En el 14, una combinación entre Dembélé y Alba permitió un gran centro del lateral zurdo barcelonista y un extraordinario remate de tacón de Griezmann.

El francés, que parece liberado desde que se confesó públicamente ante Jorge Valdano, se sintió muy cómodo en la mediapunta. Antes del 0-2, que anotó Braithwaite tras una acción individual de Dembélé en el minuto 20, Trincao también tuvo su opción. El portugués, sin embargo, fue protagonista en el 0-3, tras conectar con Braithwaite que fue derribado dentro del área por Frimpong. El danés le cedió a Dembélé el balón que anotó el 0-3 en el 28.

Busquets, que salía de una lesión y ha visto una amarilla, fue sustituido en el descanso, como también Alba. De Jong y Junior Firpo entraron por ambos y con todo el pescado vendido, solo Dembélé, en cuatro acciones individuales (55, 65, 76 y 92), pareció interesado en varar el guión de la segunda parte.

Ronald Koeman regaló a Riqui Puig y Aleña 25 minutos y reservó a Lenglet y Griezmann. La única ocasión clara de los húngaros llegó en el minuto 73, en un remate de cabeza de Baturina que salvó Neto con una buena intervención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios