Cómics

¿El Horror tiene forma?

  • Astiberri recupera las páginas en las que el genio uruguayo plasmó el oscuro mundo imaginado por H.P. Lovecraft

Portada del cómic. Portada del cómic.

Portada del cómic.

Dentro del género terrorífico, la mayoría de las creaciones imaginadas por los escritores han tomado forma en diversas adaptaciones cinematográficas o las llevadas a la viñeta. Hombres-lobo, vampiros, muertos vivientes, espíritus de toda clase, brujas… Y con ellas se nos ha transportado a nosotros, lectores, a universos en los que los pelos se erizan, un sudor frío surge y notamos una presencia ajena a nuestras espaldas, dispuesta a atacar en cualquier momento.

Es por ello que es más que meritorio cuando un artista, en este caso Alberto Breccia, uno de los grandes nombres del Noveno Arte, se encomendó la tarea de dibujar el universo cósmico y terrorífico creado por el Maestro de Providence, Howard Phillips Lovecraft.

Tarea nada fácil esta, así que con la ayuda del poeta Norberto Buscaglia se pusieron manos a la obra. El segundo extrajo los pasajes más relevantes de los principales y más conocidos relatos que componen Los Mitos de Cthulhu, con esa prosa recargada, y sin embargo, maravillosa, que nos transporta a una Norteamérica oscura, a pueblos semi abandonados, donde el olor a pescado es imposible de evitar, y en el que los pocos habitantes que permanecen llevan en su ADN una oscura herencia que viene de las profundidades marinas.

Imagino que no fue sencillo hacer esta selección, y más tratándose de un cómic, medio en el que debe imperar lo visual. Pero una vez que te enfrentas a sus páginas, te das cuenta de que debía ser así, ya que no hay mejor medio de transporte a ese otro mundo que las propias palabras que salieron de la pluma de Lovecraft.

Y claro, para el Maestro Breccia también supuso un gran reto, huyendo de todo realismo, nos propone un viaje por la oscuridad, cada viñeta se convierte en un pequeño gran lienzo en el que el dibujante se suelta, conjugando la tinta con la aguada, logrando efectos sorprendentes y muy efectivos a la hora de representar los horrores que acechan a los protagonistas de los diferentes relatos, en esos otros mundos, parajes sin fin, yermos, donde se levantan ciclópeas construcciones que Breccia reconstruye gracias a su genio, jugando con el collage y descubriendo la abstracta faz de los impíos dioses que surgieron de la imaginación del solitario escritor norteamericano.

Cada relato nos va llevando a un nuevo horror, convirtiendo una serie de investigaciones, las de sus protagonistas, en un descenso a un infierno diferente, desconocido, en el que unos lejanos tambores resuenan, y dioses antiguos esperan para regresar y ocupar el trono que les fue arrebatado hace eones.

Astiberri ha tenido acceso a las páginas originales de la obra, lo que convierte esta edición en la definitiva publicada en nuestro país, un auténtico deleite para los ojos que debemos guardar en nuestra biblioteca como oro en paño.

¿Os apetece daros una vuelta por Innsmouth, o conocer la imponente ciudad de R´Lyeh, consultar algún texto impío en la Universidad de Miskatonic o, tal vez, pasear por Arkham, un lugar que guarda muchos secretos? Pues, como si del Necronomicón se tratara, abrid la primera página de esta obra maestra del cómic.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios