Cómics

¡Desde Champignac al Mundo!

  • En el interior de este sexto integral nos encontraremos con un Spirou muy viajero, que va a recorrer el planeta en pos de sus aventuras

Portada del cómic. Portada del cómic.

Portada del cómic.

Y es que si algo caracteriza al botones reconvertido en aventurero es su pasión por conocer nuevos países, y lo hace casi siempre acompañado por su fiel y atolondrado amigo Fantasio. En las historias contenidas en esta sexta entrega de la fértil y magnífica etapa firmada por André Franquin, partiendo del pueblecito donde reside el Conde de Champignac, este dúo va a trasladarse a la lejana China, más tarde a la peligrosa África, terminando su recorrido en las profundidades marinas.

Pero no adelantemos acontecimientos y hablemos algo, someramente, sobre el periodo en los que fueron publicadas obras, en las que su autor, Franquin, convertido en el gran nombre de la editorial Dupuis, tenía una carga de trabajo tal que no tuvo más remedio que acudir a otros profesionales del medio para crear un estudio y así poder dar salida tanto a los álbumes de Spirou como a otros trabajos. De ellos y sus circunstancias se habla más extensamente en los interesantes extras que contiene el volumen, mostrándonos una perfecta fotografía de aquella época.

Greg, Jidèhem y Roba fueron los 'acompañantes' de Franquin en estas historias, aligerándolo del peso que era, por ejemplo, dibujar los fondos en las historietas o aportando ideas que se incorporaban a la trama.

Gracias a ellos y su talento podemos disfrutar de estas joyas del tebeo francobelga.

En la primera, El prisionero de Buda, lo que iba a ser una visita sorpresa se transforma en el descubrimiento de que el Conde oculta en su mansión a un colega ruso que ha inventado un aparato con unas cualidades hasta entonces nunca vistas, el G.A.G., que va a traer de cabeza a los protagonistas, ya que en plena época de Guerra Fría, varios agentes querrán agenciarse con el invento.

Aunque también hay que decir que esta creación, que permite levitar entre otras cosas, les va a resultar de gran ayuda en su viaje a China, donde se encuentra encarcelado en un remoto paraje otro científico, Longplaying, al que este dúo simpar deberá liberar. Eso sí, también contarán con la ayuda de ese increíble animal llamado Marsupilami.

Y de ahí se trasladarán al continente africano, donde están buscando al periodista Thirstywell. Pero primero tendrán que vérselas con una extraña 'especie' de paquidermos que ha arrasado el lugar, además de salvar gracias al Marsupilami a una tribu de pigmeos para finalmente tratar de averiguar cuál es el misterio tras todos estos hechos…

Las profundidades marinas esconden infinidad de secretos, y tesoros. Uno de ellos se encuentra, aparentemente, en el interior de un barco hundido y el criminal apodado La Morena, equipado con lo último en inmersión va tras él. Lo que no sabe es que se va a encontrar con algo inesperado, al igual que Spirou, Fantasio y Champignac.

¿Quiénes son los Hombres Burbuja?

Y para rematar el tomo, regresamos a la apacible Champignac… Un momento, ¿he dicho apacible? Bueno, no tanto, ya que en “Las miniaturas” el pobre Spirou va a desesperar por momentos cuando se encuentre con un Fantasio miniaturizado. Un nuevo misterio que tendrá que resolver, esta vez sin su mejor amigo.

Pues bien, este ha sido un somero recorrido por el contenido de este volumen en el que, como siempre, vamos a encontrar acción, humor, aventura, misterio… Una perfecta combinación que encanta tanto a los que ya somos fans de su protagonista como a los nuevos lectores.

Y preparaos, porque en la siguiente entrega llega Z…

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios