Comarca

Unos 1.500 usuarios se animan a probar los nuevos autobuses urbanos de forma gratuita

  • El servicio triplica la cifra normal de viajeros y costará 1 euro a partir de mañana

Varios usuarios se disponen a subir al autobús en la plaza de la Constitución. Varios usuarios se disponen a subir al autobús en la plaza de la Constitución.

Varios usuarios se disponen a subir al autobús en la plaza de la Constitución. / jorge del águila

El nuevo servicio de transporte urbano en autobús en La Línea, operativo desde el pasado miércoles, ha causado mucha expectación entre la ciudadanía, hasta el punto que se ha triplicado el número de usuarios durante los dos primeros días de funcionamiento. A ello ha contribuido que hasta hoy el billete sea gratuito.

El teniente de alcalde y responsable de Movilidad Urbana, Mario Fernández, supervisó ayer el funcionamiento del servicio junto al gerente de Socibus en la ciudad, Jesús Rey. Ambos comprobaron que se están cumpliendo los horarios y la comodidad de los vehículos, además de la buena acogida de los usuarios.

La empresa concesionaria contabilizó un total de 1.443 viajeros durante el pasado miércoles, cifra que supone, aproximadamente, el triple de los contabilizados con el servicio provisional que prestaba un solo autobús.

Fernández señaló que la gratuidad de los autobuses durante estos días supone un factor que favorece su uso, pero destacó que significa un incremento notable que avala su aceptación y que sirve para fidelizar a más usuarios conforme vayan conociendo los nuevos itinerarios. Para ello, la empresa está repartiendo folletos entre los viajeros. Los dípticos también pueden encontrarse en el Ayuntamiento y otras dependencias municipales.

El autobús será totalmente gratuito hasta hoy y a partir de mañana los precios serán los mismos que antes: 1 euro el billete sencillo y 0,75 euros para menores de edad y personas jubiladas que muestren su DNI.

El responsable de Movilidad Urbana hizo un llamamiento a los conductores de vehículos particulares para que eviten aparcar en las paradas de autobús por los inconvenientes que puede sufrir el normal desarrollo del servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios