concentración

Un temblor en seno policial

  • Un incidente entre una conductora yanita y un simpatizante de Jusapol destapa las diferencias entre sindicato y asociación de policías

La concentración de la asociación Justicia Salarial Policial (Jusapol) el miércoles a las puertas de la Verja de Gibraltar ha provocado dolores de cabeza en la actividad de los sindicatos policiales. El detonante: un incidente entre uno de los manifestantes y una conductora que bajó de su vehículo para agredirle. En la protesta y en apoyo a las demandas de la asociación estaban presentes, entre otros, los candidatos de PP y PSOE a la Alcaldía de La Línea, Juan Pablo Arriaga y Juan Chacón, respectivamente, y Javier Cano, diputado de Ciudadanios en el Congreso.

En las imágenes de vídeo se ve cómo los participantes de la convocatoria repartían octavillas a los ocupantes de los vehículos parados a la entrada de Gibraltar cuando la mujer sale embravecida desde un Mercedes color rojo en dirección a uno de los manifestantes sin que pueda verse de forma nítida si hubo provocación por parte de este último. La secuencia, que se ha convertido en viral en redes sociales, muestra cómo la mujer asesta un par de golpes con su mano al hombre antes de ser apartada del lugar por un guardia civil.

Lo ocurrido ha destapado el enfrentamiento entre Jusapol y el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), que en su cuenta de Twitter colgó un mensaje de rechazo a la protesta en la Verja. En él aclararon que "la Policía no se ha manifestado", sino una "asociación Ultratumba", en referencia a Jusapol.

El SUP argumentó que no mantiene relación con las actividades de Jusapol y subrayó que, en contraste, en sus concentraciones de rechazo al narcotráfico en la zona "nunca hubo ningún problema".

También se pronunció el Gobierno de Fabián Picardo a través de un comunicado tras reunirse con la "víctima", Erika González. "Estoy muy agradecido de que la Sra. González haya podido venir para explicar exactamente lo que sucedió. Pude expresarle mi enojo y pesar por la forma en que fue atacada y también le he prometido el apoyo total del Gobierno en cualquier problema que surja de este deplorable y lamentable incidente", señaló el ministro principal en la citada nota de prensa.

Más allá va la condena de la central sindical inglesa Unite the Union. El sindicato tildó de "acciones fascistas, irresponsables e inaceptables de esas personas de extrema derecha"a la concentración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios