Comarca

Los sindicatos llevan sus protestas por el decreto hasta la Alcaldía

  • Los delegados proliferan insultos a la alcaldesa junto a su despacho. CCOO y CIS-CSIF no llegan a ningún acuerdo en la reunión y mantienen las protestas

Los trabajadores del Ayuntamiento y delegados sindicales volvieron ayer a concentrarse en las puertas del Ayuntamiento en contra de la retirada de los pluses de las nóminas mediante un decreto firmado por la alcaldesa, Ángeles Ariza. En esta ocasión, los delegados subieron hasta el vestíbulo de la Alcaldía proliferando gritos contra Ángeles Ariza. El forcejeo y la trifulca que se organizó hizo necesaria avisar a la Guardia Civil. No obstante, los delegados abandonaron las dependencias a los pocos minutos, antes de que llegaran los agentes.

Posteriormente, los representantes sindicales de CCOO y CSI-CSIF mantuvieron un encuentro con la primera edil sin llegar a ningún acuerdo. Ambos sindicatos consideran que el decreto es nulo de pleno derecho porque se vulnera el derecho a la participación de los sindicatos e interesados. Además, consideran que es ilegal según el artículo 5 del convenio de los trabajadores, porque va contra lo estipulado en el convenio que ya había sido ratificado por la mesa de negociación.

El delegado sindical del CSI-CSIF, Raimundo Pérez, añadió que están de acuerdo con que el plus de productividad sea estudiado, pero solicitó que se vuelvan a incluir las retribuciones de nocturnidad y disponibilidad horaria, sin embargo, criticó que la alcaldesa tampoco pudo asegurarlo.

El secretario comarcal de la FSP-UGT, Manuel Andrades, que no acudió a la reunión, tachó de antidemócrata las medidas de Ariza. Andrades denunció también discriminación con algunos trabajadores. Andrades informó que en el día de ayer trasladó a una trabajadora hasta Guadacorte, a la que también ha restado sus pluses de la nómina. Andrades pide a los concejales del equipo de gobierno que se pronuncien sobre estas medidas y asegura que la FSP-UGT está dispuesta a acudir a los tribunales para defender el "atropello" que están sufriendo estos trabajadores.

El Partido Popular considera caciquista y dictatoria la actitud de la alcaldesa por el conocido ya como "decretazo". El presidente del PP local, David Gil solicita a Ariza que retire de forma inminente el documento, y señala que antes se debe realizar como mínimo la Retribución de Puestos de Trabajo (RPT). "Se está incurriendo en una grave irresponsabilidad, teniendo en cuenta que se deja a familias desamparadas, quienes verán sin lugar a dudas por la reducción de sus ingresos", añadió David Gil.

El presidente de los populares se pregunta si este es el cambio político que quiere el PSOE para los Barrios. Además, el PP solicita la di misión de la edil de Personal, Estefanía Ruiz por "su incompetencia en los últimos años", y anuncia que ha puesto en manos del gabinete jurídico del partido el caso por si existe delito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios