Comarca

El sindicato UGT denuncia la presión y fatiga acumulada por las tripulaciones de Salvamento

El sindicato UGT alertó ayer del alto nivel de presión y fatiga acumulados por las tripulaciones de Salvamento Marítimo tras atender decenas de emergencias relacionadas con las migraciones en los últimos días, con una media superior a las 300 personas asistidas en el Estrecho por jornada. El secretario federal del sindicato marítimo portuario de la UGT, José Manuel Pérez-Vega, recordó que salvar vidas en el mar no es una opción "si no una obligación".

Pérez-Vega hizo alusión a la "tremenda" tensión y presión a la que, a su juicio, se están viendo sometidos los servicios de rescate. "Al propio estrés que se produce en cada rescate, se le añade el que están sufriendo por parte de las autoridades, tanto civiles como militares, poniendo en tela de juicio y discutiendo las decisiones de los capitanes y patrones en algo tan simple como es determinar el lugar de desembarco de los rescatados", aseguró.

Pérez-Vega denunció que se están utilizando a las unidades de salvamento marítimo como "centros de concentración", en alusión al buque María Zambrano, ya que los rescatados no son desembarcados. A su juicio, esto "fatiga más aún" a las tripulaciones y "somete a mayor riesgo" a los rescatados. "No hay que ser un especialista para darse cuenta de que mientras no se desembarque a los rescatados, tanto los rescatadores como la unidad de rescate no pueden actuar en caso de que sea necesario, ya que está inoperativa por espacio a bordo, creando una situación de riesgo incomparable por la inutilización de unidades", remarcó.

El sindicato exigió a la dirección de Salvamento Marítimo, a la dirección general de la Marina Mercante y a todas las administraciones competentes que busquen y encuentren una solución urgente "a la patética" situación que están creando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios