Comarca

El segundo día de temporal deja desbordamientos y playas anegadas

  • Dos carreteras de San Martín del Tesorillo, cortadas por la crecida del río Guadiaro

  • La Junta plantea suspender las clases en el colegio Andalucía por los daños sufridos

El segundo día de la borrasca Emma dejó un rastro de playas anegadas, ríos desbordados y colegios vacíos ante la previsión cumplida de fuertes vientos y mareas. Se registraron menos incidencias que el día anterior, pero el Consorcio de Bomberos registraba hasta las 19:00 de ayer más de una treintena de actuaciones en el Campo de Gibraltar y al cierre de esta edición San Martín del Tesorillo tenía cortadas dos de sus tres carreteras.

Jimena de la Frontera se llevó la peor parte del temporal que azota la provincia desde la noche del miércoles. El Ayuntamiento decretaba a mediodía la activación del Plan Local de Emergencias ante la crecida de los ríos Guadiaro y Hozgarganta. El segundo no representa problemas ni riesgo para la población, pero el Guadiaro discurre cerca de casas aisladas que fueron evacuadas, explicó el alcalde, Fran Gómez. La progresiva crecida de este río obligó a cortar la carretera entre San Pablo de Buceite y Tesorillo en su totalidad y la que une este núcleo y Jimena entre los puntos kilométricos 0 y 7. El Consistorio mantenía la alerta por la noche al seguir subiendo el río y ante el temor de que hubiera que cortar también la A-2102, que conecta con San Enrique de Guadiaro.

Se produjeron igualmente incidentes por el viento en fachadas, aleros y la cubierta del pabellón deportivo aunque afortunadamente sin daños personales.

En Los Barrios, la crecida del arroyo Botafuegos (en la zona de Benharás) también obligó a cortar de forma preventiva la carretera vieja a Algeciras (CA-9209), siendo la vía alternativa la autovía A-7. Los bomberos realizaron nueve actuaciones en el municipio, destacando las hechas en la calle Cruz, donde se retiró un techo, un árbol y un cartel, otro panel en la calle Almería, una chapa en una nave de cerámica y otro techo en la calle Viento de Levante.

En Algeciras, técnicos municipales se afanaban ayer en la recogida de la cubierta del colegio Andalucía, arrancada por el viento en la jornada del jueves. El temporal se llevó más de 600 metros cuadrados de la tela asfáltica del tejado. Según explicó el alcalde, José Ignacio Landaluce, "se calcula que para ordenar la situación harán falta unos diez días una vez que haya mejorado el tiempo, por lo que la Delegación Territorial de Educación de la Junta trabaja ya con la dirección y el AMPA del centro y el Ayuntamiento en la posibilidad de suspender temporalmente las clases ante la dificultad para redistribuir a los alumnos en otros centros".

El Consorcio contabilizó 14 actuaciones en el municipio: un saneado de fachada en la avenida Virgen del Carmen, un reconocimiento de vivienda en calle Iro, una retirada chapa de un módulo en el colegio Puerta del Mar y de una chapa en la calle San Francisco. También acudían cerca de las 11:00 a Hotel Garrido por un techo de una vivienda y a retirar un cableado eléctrico en el paseo Victoria Eugenia y en la N-4. Por la tarde se registraba la caída de una torreta eléctrica en Pelayo.

En La Línea los bomberos actuaron en la retirada de un techo en calle Sorolla, de árbol en calle Triana, saneado de fachadas en el pasaje Olivo y en Carboneros, la retirada de mobiliario urbano en los jardines municipales y de una canaleta colgando en edificio en Virgen de la Almudena.

La cara este del peñón de Gibraltar sufrió ayer desprendimientos de rocas. No hubo que lamentar daños personales, pero las piedras provocaron algunos desperfectos en vehículos que estaban aparcados en la zona y en los edificios cercanos. La Royal Police cortó el tráfico en la carretera que va hacia Devil's Tower y La Caleta.

San Roque registró caídas de árboles, pequeñas inundaciones y molestias causadas por el viento. La amenaza de derrumbe de un muro en la calle Algeciras obligó al corte de la calle. La fuerza de las mareas afectó a las barriadas de Puente Mayorga, Torreguadiaro y Cala Sardina, donde el agua del mar provocó lagunas.

En Tarifa, donde el temporal ayer arrasó buena parte del litoral, las fuertes rachas han vuelto a superar los 90 kilómetros por hora, registrándose nuevos daños.

En Castellar, debido al fuerte viento se soltaron tejas del edificio del hogar del pensionista. Se avisó a los bomberos por el riesgo que suponían para la seguridad pública. Pese al temporal, el municipio mantuvo la celebración de la final del concurso del carnaval en el Teatro Andalucía.

El puerto de Tarifa permaneció cerrado al tráfico marítimo durante toda la jornada. Al final del día, la conexión Algeciras-Ceuta se había normalizado, mientras que algunos ferris también anunciaron salidas para Algeciras-Tánger.

Para hoy la Agencia Estatal de Meteorología no tiene establecido ningún aviso por lluvia o viento. En la jornada del domingo vuelven las alertas, con aviso amarillo a partir de las 12:00 por fenómenos costeros en la zona del Estrecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios