Comarca

Las retenciones en la N-340 y la A-7 sorprenden a los conductores de la comarca desde temprano

  • Muchos vehículos se vuelven desde las colas en plena carretera hacia las playas de Tarifa

Retenciones en la carretera hacia Tarifa, ayer por la mañana. Retenciones en la carretera hacia Tarifa, ayer por la mañana.

Retenciones en la carretera hacia Tarifa, ayer por la mañana. / r.m.

Comentarios 1

9:30. El cruce de los Pastores es ya un embudo en el que se agolpan los coches de los que pensaron que al emprender el camino temprano iban a evitar los atascos. La primera en la frente. Era el primer escollo de un día festivo que iba a dejar un reguero de retenciones en el tráfico entre Algeciras y Tarifa durante la mañana y al regreso de las playas por la tarde-noche.

Poco después del mediodía, en varios tramos de la N-340 la circulación no es que fuera lenta, es que estaba detenida. Llega entonces el peligroso momento de los arrependidos. Los que prefieren darse la vuelta incluso donde no está permitido para buscar un hueco en Getares o El Rinconcillo, aunque en esta última playa no quedaba hueco ayer para una sombrilla más. Pasa un coche de la Guardia Civil pendiente de que nadie haga la 'pirula', pero cuando desaparece resurgen los desertores del atasco aprovechando un claro para cambiar de dirección y desandar el camino recorrido. No está la cosa para desperdiciar un día de fiesta, una magnífica jornada de playa, metido en el coche con la cara como un palo.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ya había advertido de dos puntos negros, en los dos accesos de Algeciras, dentro de la lista de los más conflictivos de la provincia para el festivo y para el fin de semana que se avecina. Como se preveía, hubo colas en la A-7 desde el puente de Los Cortijillos hasta la altura de las Colinas, en Algeciras, y en la N-340 desde el cruce de Los Pastores hasta el puerto de El Bujeo. Nada que no sea plato diario en la zona durante el verano, solo que con más vehículos por el festivo. En esta última vía se instalaron los habituales conos por la tarde para permitir una mayor fluidez en el regreso desde las playas del litoral tarifeño, que los bañistas realiazaron de forma escalonada desde última hora de la tarde hasta bien entrada la noche.

No se puede decir que sea una sorpresa. Lo que no le resta un ápice de indignación a los conductores de la comarca. De hecho, durante este verano la circulación está siendo muy complicada en la A-7 desde el cruce del Toril a diario desde mediodía hasta primera hora de la tarde. Y el cruce de Los Pastores es raro verlo con un tráfico fluido, algo que sucede incluso en otras estaciones durante las horas punta.

El número de desplazamientos previstos entre el martes y ayer en la provincia es de 92.420, mientras que para el próximo fin de semana se prevén 126.900. Entre los trayectos, se incluyen los de la Operación Paso del Estrecho (OPE), aunque los días más fuertes ya han pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios