Comarca

La rehabilitación de la plaza de toros de La Línea comenzará en febrero de 2019

  • El proyecto, enmarcado en la estrategia DUSI, prevé su conversión en centro cultural con una inversión de 2,6 millones

  • También se peatonalizarán varias calles del centro urbano

La plaza de toros de La Línea en 1970, cuando aún conservaba la grada alta de madera. La plaza de toros de La Línea en 1970, cuando aún conservaba la grada alta de madera.

La plaza de toros de La Línea en 1970, cuando aún conservaba la grada alta de madera. / e. s.

Los proyectos recogidos en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI), que acometerá el Ayuntamiento con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), comienzan a tomar forma. A la peatonalización de varias vías del centro, que empezará en breve por la calle Carboneros, se le unirá la rehabilitación de la plaza de toros para convertirla en un edificio sociocultural. Está previsto que la fase de licitación y redacción del proyecto arranque en mayo y la ejecución de la primera fase, en febrero de 2019.

La Junta Local de Gobierno celebró ayer una sesión ordinaria en la que aprobó el interés de estas operaciones, que se desarrollarán a través de la concejalía de Obras y Mantenimiento Urbano.

La fase de licitación para reformar el coso arrancará el próximo mes de mayo

La rehabilitación de la plaza de toros, catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC), deberá contar con el visto bueno de la Consejería de Cultura. La intención es convertirla en un centro multicultural que pueda acoger la celebración de todo tipo de espectáculos, que ayude a dinamizar la zona y a atraer turistas y visitantes.

La primera fase, destinada a la consolidación del inmueble, afectará a los muros principales y elementos de interés, como las caballerizas y chiqueros para dejar el edificio en un estado que permita su funcionamiento. La segunda fase, de rehabilitación y ampliación, será la decisiva para convertirla funcionalmente en un centro sociocultural. El proyecto contemplará la reconstrucción del graderío y la ejecución de la andanada superior, que la conservó hasta los años 70 del siglo pasado. Era de madera y aportaba mucho más aforo gracias a sus nueve filas.

También está previsto la reorganización de los accesos y la ejecución de una cubierta, aunque en la redacción del proyecto se decidirá si será provisional o definitiva, según los recursos disponibles. La ejecución de todos los trabajos tendrá un plazo de ejecución de 26 meses con un importe de 2,6 millones de euros, de los que 2.080.000 euros serán de los fondos Feder y el resto lo pondrá el Ayuntamiento.

Una vez que la plaza de toros esté totalmente rehabilitada y convertida en centro sociocultural, el Ayuntamiento dotará este espacio de una amplia programación, como exposiciones de fotos y esculturas y conciertos de jazz, flamenco y música clásica.

La plaza de toros de La Línea fue construida en 1883 y en 2007 fue declarada por la Junta de Andalucía como Bien de Interés Cultural (BIC) ante la intención del equipo de gobierno, por entonces encabezado por el popular Juan Carlos Juárez, de derruirla.

Su mayor peculiaridad es que es la única plaza de toros de toda España conformada por un número impar de sectores (su planta es un polígono regular de 49 lados). Además, es una de las plazas con el ruedo de mayor dimensión (59 metros de diámetro), solo superada por las plazas de Sevilla, Ronda y Toledo.

Aunque se han acometido obras para su restauración (aproximadamente un 30% está restaurado), su deterioro es palpable, razón por la que está infrautilizada y su uso se limita a un par de eventos taurinos al año.

La estrategia DUSI también contempla la peatonalización de varias calles del centro urbano, la mejora de la eficiencia energética y un consumo responsable de recursos. La peatonalización, recogida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, consistirá en la remodelación completa y en la ampliación de las redes de saneamiento, abastecimiento de agua y canalización eléctrica y una nueva pavimentación y la instalación de mobiliario urbano de las principales calles del centro urbano. El coste asciende a 1.552.000 de euros, de los que 1.241.600 serán de fondos europeos, con un plazo de ejecución de 27 meses que se realiza por fases.

Estos trabajos comenzarán por la calle Carboneros, entre Doctor Villar y Rafael de León. Aunque por esta vía ya no se permite el tráfico, con este proyecto la calle se pondrá a la misma altura que la Plaza Fariñas. Además, en fase de redacción se encuentra la peatonalización de la calle San Pablo, en los tramos entre Jardines y Aurora y Carboneros y avenida de España; Las Flores, entre Isabel la Católica y Sol; Jardines, entre Las Flores y Teatro; Teatro, entre Jardines y Sol; Carboneros, entre San Pablo y la plaza de la Constitución, y Méndez Núñez, entre López de Ayala y la plaza de la Iglesia.

La intervención de eficiencia energética consiste en la renovación de las infraestructuras públicas para disminuir el consumo de energía y las emisiones de carbono, así como en aumentar las energías renovables. El plazo de ejecución es de dos años y el importe de la ayuda Feder es de 662.400 euros, el 80% del coste total, que asciende a 828.000 euros.

Esta operación prevé la realización de auditorías energéticas acompañadas de medidas que se implantarán en edificios, equipamientos e instalaciones municipales, junto a campañas de formación y sensibilización para el personal de estos edificios, incluidas las escuelas, la ciudadanía y el sector privado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios